¡Somos incomparables!

MONTERREY, 13 de Abril.- Y sí… somos incomparables. Esta mañana así lo demostró la afición de los Tigres de la UANL al llegar más de dos mil para ver el entrenamiento y apoyar al plantel.
Los alrededores de la cancha de la Facultad de Medicina de la UANL se vistieron de amarillo y azul, con banderas ondeando, gritos de apoyo, cánticos y una pasión frenética por el equipo.
El Tuca y sus muchachos se dieron cita a las 11:00 horas en Medicina, donde como es costumbre antes de un partido, calentaron con partidos de tenis-balón, antes de pasar a la tradicional cascarita.
Con plantel completo es como reportó el equipo esta mañana, luego de haber recuperado en esta semana al chileno Héctor Mancilla, quien si bien no se sabe si jugará, es muy probable que al menos sí salga a la banca.
Mientras los más de dos mil aficionados seguían de cerca el entrenamiento, el equipo se disponía a jugar la cascarita, repitiendo en la portería Lucas Lobos en una escuadra y Hugo Ayala en la otra.
Goles, fútbol, bromas, risas y mucha entrega en la cancha es lo que por casi media hora se pudo ver en la cancha, siendo el equipo ganador el del capitán argentino.
Al final, los cánticos no pararon, y por esta ocasión los jugadores no se acercaron a la malla para dar autógrafos, pues era demasiada la afición y se corría el riesgo de algún accidente.
Pese a ello, el Tigrebús salió de las instalaciones de la UANL entre aplausos, porras y cánticos.