¡El Clásico es de Tigres!

MONTERREY, 3 de Noviembre.- Los Tigres de la UANL hicieron lo necesario para llevarse el Clásico 96, al vencer 1-0 al Monterrey en la cancha del Tecnológico con gol del canterazo Alan Pulido.

Empujados por unos mil aficionados ubicados en el rincón sur de Preferente, los Tigres tuvieron un arranque de partido con cierto control de la pelota, teniendo recuperación, pero batallando en el desdoble.

Para este Clásico nuestro equipo ya pudo contar con Lucas Lobos, quien entró al cuadro titular en el lugar de Alan Pulido, dejando así un sola punta en el español Luis García.

A los dos minutos Lobos mandó centro por la derecha que encontró a Luis García, pero el español se acomodó mal y su tiro se fue por encima del travesaño de Orozco.

Monterrey, recordando que era el local, respondió a los 4’, cuando Suazo se plantó en el área, pero fue bien desarmado por Hugo Ayala, quien junto a Juninho se estaba mostrando como el mandón de la zaga.

Poco a poco la posesión del balón era de Tigres, pero no así el control del partido, que tenía en la media cancha una lucha constante por el desdoble ofensivo.

Damián intentó a los 18’, con tiro largo, pero fácil a las manos de Orozco, luego, a los 24’, Lobos tomó su turno por la izquierda, se abrió el espacio y sacó tiro potente que apenas Orozco pudo rechazar.

El capitán volvió a intentarlo a los 30 minutos, pero su tiro fue de fácil control por el arquero local.

Tigres estaba comenzando a tener mayor intención en su ataque, como el de Elías Hernández, a los 33’. Pero su tiro fue bien tapado por la zaga, y luego, en el contraremate, Salcido la mandaba para afuera.

A los 37’, en una internada de Damián por la izquierda, el árbitro Marco Rodríguez no quiso marcar en lo que parecía un penal claro sobre el naturalizado.

Para la parte complementaria el Tuca se decidió por el primer cambio, al sacar a Luis García, y meter en su lugar a Alan Pulido, quien intentaría darle mejor variantes en el ataque.

A los 55’ Lobos tocó la puerta con tiro potente a balón parado que Orozco apenas desvió a tiro de esquina.

En un descuido, a los 57 minutos, Aldo de Nigris pudo hacernos el gol, cuando a segundo poste nadie cortó, llegando el atacante albiazul para rematar, pero por fuera del poste derecho.

Monterrey insistía a los 60’, con tiro de Suazo por encima del larguero de Palos, sin inquietar a nadie.

Pero a los 62 minutos vino el júbilo de nuestro equipo, cuando Toledo, por la derecha, mandó centro a profundidad que Pulido logró puntear de derecha para vencer a Orozco. Era el 1-0 para Tigres.

Después de la anotación nuestro equipo buscó tener más la pelota y tratar de desesperar al rival, pero minutos más tarde tuvo que sacar a Dueñas por un golpe en la cara y meter a Manuel Viniegra.

A los 83’ Viniegra se anima y se mete al área, se abre el espacio y saca tiro por fuera del poste izquierdo, luego, a los 86’, Lobos intentó por la derecha, llevándose a uno en la marca, pero su centro es cortado por Orozco.

Damián, a los 87’, tocó la puerta en lo que parecía el segundo, cuando recibe de Pulido en el área, pero su tiro es detenido por el arquero local.

A los 91 minutos Suazo perdona al estrellar el balón en el travesaño, y en la siguiente jugada Pulido también perdona, al entrar sin marca y regalársela a la zaga local.

ALINEACIONES

MONTERREY: Jonathan Orozco; Darvin Chávez, Miguel Morales, Walter Ayovi, Jesús Corona, José María Basanta, Nery Cardozo (Darío Carreño 76’), César Delgado (Ángel Reyna 64’), Sergio Pérez (Hiram Mier 76’), Aldo de Nigris y Humberto Suazo.

TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Hugo Ayala, Juninho, Jorge Torres Nilo, Jesús Dueñas (Manuel Viniegra 76’), Carlos Salcido, Elías Hernández, Damián Álvarez, Lucas Lobos y Luis García (Alan Pulido 46’).