¡Vibran con un Día Incomparable!

GUADALUPE, 20 de Abril.- Ni la lluvia hizo que la pasión por los Tigres se frenara, al vivir esta tarde poco más de seis mil incomparables un momento de convivencia con el plantel que ganó el Clásico 104.
El parque Bosque Mágico, ubicado en Guadalupe, fue el escenario donde la plantilla de jugadores del equipo dirigido por Ricardo Ferretti llegó para convertir la tarde en un Mundo Incomparable.
Los miles de aficionados, entre niños y adultos, festejaron en grande el ser Tigres, en un ambiente lleno de sonrisas, bromas y buen humor de parte de los jugadores.
Por un lado hubo firma de autógrafos, donde la foto no podía faltar, además de convivir, aunque sea por unos segundos con los ídolos que los hicieron vibrar apenas hace 48 horas con el triunfo en el Clásico Regiomontano.
Mientras eso sucedía, en otra parte del parque, cuatro jugadores como Israel Jiménez, Jorge Torres Nilo, Amaury Escoto y Antonio Briseño compartieron una hora de su tiempo para impartir una clínica de fútbol con niños ganadores.
Osvaldo Batocletti, quien también había tenido su sesión de autógrafos con los aficionados, fue el árbitro de la clínica de futbol, donde los jugadores daban instrucciones y animaban a los pequeños futbolistas.
Niños y niñas vibraron goles y festejos de Briseño, o de Torres Nilo, que pese a la herida que sufrió en la cabeza en el Clásico, participó intensamente con la cascarita dentro de la clínica de futbol.
Y para cerrar con broche de oro Rafael Sobis y Alonso Zamora fueron los protagonistas principales de la grabación del programa Mundo Tigre TV, donde cientos de niños se aglomeraron en el teatro del parque de diversiones.
Al final la tarde fue incomparable, de azul y amarillo, y donde la lluvia fue un elemento que no le importó a nadie con tal de ser parte de nuestra historia.