Vencen la altura y siguen de líderes

SAN JOSÉ DE ORURO, Bolivia, 11 de Marzo.- Los Tigres de la UANL no necesitaron más que buen futbol para vencer a la altura de esta ciudad, y al San José, con marcador de 1-0, para seguir de líderes en el Grupo Seis de la Copa Libertadores.

El partido no fue nada fácil, sobre todo por el nivel de altura que se registra en esta parte de Bolivia, donde Tigres, pese a todo, salió a buscar tener la pelota y no mostrar prisa en el desdoble ofensivo.

Nuestro equipo permitó que el rival tuviera la iniciativa, dejando en punta a Amaury Escoto, con un Damián Álvarez que por la izquierda no se cansaba de encarar.

San José buscó el balón largo y tiro de media distancia una opción para tratar de hacerle daño a Tigres. A los dos minutos Wilder Zabala sacaba disparo muy por encima del arco de Nahuel Guzmán.

Luego, a los ocho minutos, Hugo Ayala se barría en el área para desarmar un peligroso avance del rival.

Damián intentaba a los 10’ un avance que terminó en centro por atrás del arco, y a los 15’ Nahuel recostaba a su derecha para detener un tiro Abdon Reyes.

Poco a poco Tigres comenzaba a calmar el ímpetu del rival por buscar el arco de Nahuel, y estaba ya teniendo llegada. A los 16’ Egidio Arévalo, de bolea, conectaba un balón a las manos del arquero boliviano.

A los 23’ San José la intentaba con tiro de Leandro y dos minutos más tarde nuestro equipo respondía con la intentona de Dieter Villalpando, que sacaba tiro por un costado del poste izquierdo.

Tigres tenía la pelota y por momentos mejor recuperación que el rival, lo que le valió a los 34’ para que Damián escapara por la izquierda, para mandar centro raso que cerraba Escoto y encontrar la red. Era el 1-0 que enmudecía un estadio de Oruro que no se llenó.

Para la parte complementaria la tónica fue parecida. Un San José decidido a ir por el empate y Tigres con la idea de tener más la pelota.                A los 47’ Miguel Loaiza, quien entró de cambio, sacó un tiro a las manos de Nahuel Guzmán. Tigres se salvaba del empate.

Pero a los 55 minutos Dieter intentaba responder con tiro a las manos del arquero, y un minuto después los de Oruro exigían a Nahuel, quien de puños despejaba un balón que prometía gol.

A los 57’ nuevamente Dieter se tomaba confianza con tiro que el arquero rechazaba a córner, y en la siguiente jugada Arévalo conectaba de cabeza, pero la zaga despejaba el peligro.

El ataque de nuestro equipo se mantenía, pues a los 59’ Damián entraba por su zona para sacar tiro que apenas se iba por fuera del poste izquierdo.

El Tuca comenzó a hacer sus movimientos, sacando a Israel para meter a Edgar Solís, y sacando también a Damián para meter a Burbano, algo que les estaba dando mayor posesión de la pelota.

Sin embargo una mano accidental de Burbano a los 74 minutos le daba un penal al cuadro local, pero el arquero boliviano, Carlos Lampe, lo fallaba en dos ocasiones, primero Nahuel le rechazaba y después la mandaba por encima del arco.

Después nuestro equipo aguantaba y llegaba en contragolpe, aprovechando que el cansancio por la altura también le estaba pegando al cuadro local.

Los últimos minutos el San José se volcaba encima del arco de Nahuel, buscando ambas bandas y el tiro de media distancia, pero Tigres aguantaba.

Al final el resultado fue justo, pues nuestro equipo dominó gran parte del partido, con posesión de pelota y sin correr mucho, evitando los estragos de la altura.

ALINEACIONES

SAN JOSÉ: Carlos Lampe; Arnaldo Vera, Delio Ojeda, Luis Torrico, Mario Ovando, Ángel Orue (Ronald Puma 67’), Abdon Reyes, Wilder Zabala, Ariel Juárez, Leandro Ferreira y Ricardo Verduguez (Miguel Loaiza 46’).

TIGRES: Nahuel Guzmán; Iván Estrada, José Rivas, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Egidio Arévalo, Israel Jiménez (Edgar Solís 52’), Damián Álvarez (Darío Burbano 67’), Edgar Lugo, Dieter Villalpando (Antonio Briseño 85’) y Amaury Escoto.