Abren sin relajaciones

ZUAZUA, 7 de Enero.- De la misma forma en que se cerró la semana pasada, es decir, con buen ambiente, es como los Tigres de la UANL arrancaron ésta previo a enfrentar al Atlante.
La escuadra que dirige Ricardo Ferretti se dio cita en las instalaciones de La Cueva, en Zuazua, para trabajar en lo físico al ser el primer día de una semana larga, pues el juego en Cancún es hasta el domingo.
Salvo Damián Álvarez, Lucas Lobos, Danilo Verón y Francisco Torres, quienes hicieron trabajo diferenciado en el gimnasio, el resto del plantel entrenó sin problemas bajo el mando del Tuca.
El reporte médico señala que Damián y Lobos trabajaron aparte debido a golpes diversos que recibieron durante el partido ante Jaguares; Danilinho sufre de una contractura lumbar, pero que no lo pone en riesgo para el juego ante los Potros.
Mientras que el “Gringo” Torres se mantiene en el inicio de la segunda semana de recuperación del edema muscular en la pierna izquierda, y está descartado para hacer el viaje a Cancún.
Hoy fue un día de poca intensidad para el plantel: jugó media hora de “scara”, en donde los arqueros fueron Hugo Ayala y el entrenador de porteros Vicente Munguía.
Ell entrenamiento se trasladó después a la portería norte de la cancha cuatro, donde se cerró la práctica con tiros a gol, así como remates en el área con centros por ambos lados.