Acuden miles al Día Tigre Incomparable

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 5 de Abril.- Alrededor de 20 mil aficionados invadieron el Estadio Universitario para ver de cerca a sus jugadores, en lo que fue el Día Tigre Incomparable.
Desde antes de las 9:00 horas cientos de seguidores del equipo, en su mayoría niños, pues el abrir la puerta del entrenamiento fue por ellos, comenzaron ha hacer filas en los diferentes accesos del estadio.
Dulces, regalos, payasos, música y ambiente incomparable es lo que los miles de aficionados encontraron al entrar a las gradas, desde dos horas antes de iniciar la práctica.
Cerca de las 10:20 horas apareció el primer jugador en la cancha, José Rivas, Abraham Stringel y el español Luis García fueron recibidos con aplausos, y así poco a poco el plantel entraba al terreno de juego para su entrenamiento.
Los cánticos de los Incomparables se escuchaban en las gradas y el grito de Tigres se dejaba sentir en todo momento.
Entró Juninho, luego Emanuel Villa, más tarde Damián álvarez, Carlos Salcido, Jorge Torres Nilo, Enrique Palos, todos fueron recibidos por la hinchada con aplausos y gritos.
Sin embargo la mayor ovación se la llevó el capitán Lucas Lobos, quien se hizo acompañar de su hija Lola y su madre.
Al final salió del vestidor el técnico Ricardo Ferretti, también ovacionado y esbozando una sonrisa al ver las gradas a medio llenar en lo que era el último entrenamiento del equipo, previo a enfrentar al León.
Luego del tenis-balón, que sirve de calentamiento, el Tuca reunió a sus jugadores, habló en privado con ellos, aunque frente a todos, para luego jugar la cascarita, donde hasta Emanuel Villa, quien no fue convocado para el juego, vio acción.
Corearon los goles, las jugadas y estallaron en alegría cuando al final los jugadores les comenzaron a aventar regalos a la afición.
El día fue diferente, el equipo entregado y la afición incomparable en el Estadio Universitario.