Ahora tenemos mayor madurez.- Nahuel Guzmán

ZUAZUA | Martes 5 de enero de 2016.- El inicio del Clausura 2016 está a la vuelta de la esquina y Nahuel Guzmán tiene clara una cosa: el equipo que iniciará este torneo lo hará mucho más maduro y entendiendo a la perfección la idea de juego que pretende el técnico Ricardo Ferretti, por lo que observa un panorama muy positivo.

“En lo personal, es la sensación que me quedó del final del campeonato y la Liguilla (tener mayor madurez), en donde justo hicimos como un click en el momento de arrancar la etapa final, en los partidos difíciles, los decisivos, en los que si pierdes quedas afuera y maduramos en el momento justo.

“El equipo demostró personalidad, actitud y buen juego, superamos a los rivales con autoridad y podemos equivocarnos o pueden haber errores, pero hemos encontrado la madurez necesaria”, señaló el portero de origen argentino.

El ‘Patón’ comentó que aún no ha podido dejar del lado la obtención de la copa, porque lo conseguido es algo que marcó la historia del club.

“Olvidarse de esos momentos es imposible, a algunos les puede gustar el estilo de Tigres o un poco menos, pero ese equipo marcó la historia del club, y a veces para el trabajo que hemos venido haciendo se necesita esto, conseguir el objetivo que es más importante, el campeonato, y lo hemos conseguido después de perder dos finales”, indicó Gumán.

Nahuel recordó lo sucedido en la Final ante Pumas, en donde la euforia por conseguir el campeonato de Liga lo llevó a darle un beso a Israel Jiménez para festejar el buen cobro de su penalti.

“El beso es una reacción, era lo mínimo que podía hacer (por la tranquilidad con que pateó ‘Isra’). Creo que se lo merecía”, reveló el argentino desde las instalaciones de Zuazua, Nuevo León, en donde se dio el gusto de transmitir por Periscope su conferencia de prensa.

Y en referencia a los chistes que le contó a sus compañeros antes de tirar los penaltis en la Final para relajarlos, el guardameta lo aceptó e incluso, terminó con una frase chusca.

“A veces es importante que en esa caminata de mitad de cancha, que es una caminata de casi 50 metros donde el jugador piensa 10 veces dónde patear el penal, entonces creo que todo lo que se pueda hacer para que cada jugador que vaya a tomar la pelota pueda ayudarlo a relajarse. Después, los chicos igual me dijeron que no habían entendido nada de lo que les decía”, explicó Guzmán.