Busca Zacarías volver a soñar

CANCÚN, 20 de Junio.- A sus casi 17 años, Jair Zacarías tenía sólo en su mente jugar el Mundial Sub 17 con la Selección Mexicana, pero en un segundo todo se obscureció, sus sueños se detuvieron, y ahora, 26 meses más tarde, los vuelve a echar andar.

El central por izquierda se fracturó, a menos de dos meses de la Copa del Mundo de su categoría, la tibia y peroné de la pierna izquierda, en un partido amistoso jugado en Morelia, ante la escuadra de Canadá.

Desde aquel 24 de abril del 2011, Zacarías, quien por cierto es primo hermano de Jorge Espericueta, comenzó a luchar por volver a tener esos sueños, mismos que lo podrían ubicar donde él pretendía.

Y ahora, poco más dos años después de aquella tarde, el canterano se encuentra en su primer Pretemporada con los Tigres de los UANL, soñando en grande, pues es algo que se puede hacer en cualquier categoría.

“Tardé un año en volver a las canchas, en sostener un entrenamiento en forma, creo que lo más importante no fue desesperarme”, comenta Zacarías, quien tuvo que jugar en la Segunda División de Tigres para reiniciar su camino en el fútbol.

“Estar aquí es volver a soñar, es saber que se puede, que depende de uno mismo, y no renunciaré a esos sueños”, añade el canterano, quien junto a Ricardo Chávez, Genaro Castillo, Dieter Vargas y Luis Martínez son los de la Sub 20 en esta fase de Pretemporada.

Sin jugar, Zacarías fue campeón del mundo, recogiendo su medalla en muletas, luego inició su rehabilitación, volvió a entrenar, jugó en Segunda, luego en la Sub 17 estuvo en la banca muchos partidos y ahora es subcampeón con la Sub 20. Todo en 26 meses.

“Mi pensamiento está en llegar a la Primera División, consolidarme y quizá pensar en Europa, pero vamos poco a poco”, añade Zacarías.