Caen en los minutos finales

MÉXICO, DF / 10 de abril.- La cima del futbol mexicano tendrá que esperar, luego de que los Tigres de la UANL no pudieron salir con vida del Olímpico Universitario, al caer 2-0 ante la UNAM.
La labor defensiva de nuestro equipo aguantó 87 minutos el cero, pero Israel Castro se encargó de romperlo con  sendo disparo que dejó sin oportunidad a Enrique Palos.
Después, ya en tiempo de reposición, Alberto Acosta, quien había entrado en el minuto 82 por Damián Álvarez, cometió penal y fue expulsado. El castigo fue bien cobrado por Juan Carlos Cacho para el 2-0 definitivo.
El partido en sí no tuvo un dominador ni un dominado, pues se peleó mucho en medio campo, con dos escuadras que querían, intentaban, pero se topaban con muros defensivos.
A los 24 minutos, Lucas Lobos se animó con disparo de media distancia, pero con poca potencia, fácil para el arquero de los Pumas.
Cortés quiso probar a Palos, a los 32 minutos, con disparo desde fuera del área, pero muy por encima del travesaño, y cuatro minutos después Castro sacó tiro potente apenas desviado del poste derecho.
Parecía que Pumas crecía en su cancha, sobre todo cuando a los 42 minutos Martín Bravo escapó por la banda izquierda, se llevó a tres de los nuestros y sacó centro que nadie cerró, hasta que Jorge Torres Nilo reventó el peligro.
Tigres cerró la primera mitad con un disparo a balón parado de “Juninho”, quien intentó fusilar el arco rival, pero el balón se fue por fuera del poste derecho.
Para la parte complementaria hubo en la cancha a dos escuadras que se estaban nulificando, y la muestra fue a los 49 minutos, cuando Dante López entró al área, pero se topó con Hugo Ayala, quien lo desarmó magistralmente.
Más tarde, a los 53 minutos, el propio Dante López se encontró con un balón en el área que rechazó Palos, sacó tiro y el canterano de Tigres desvió a tiro de esquina, salvando su marco.
El técnico Ricardo Ferretti comenzó a mover sus piezas, al sacar a David Toledo para meter en su lugar a Jonathan Bornstein, buscando quizá frescura en la recuperación.
Más tarde, a los 82 minutos, sacó a Damián para meter a Acosta, quien comenzó a hacerlo bien, hasta que cayó el 1-0, en el minuto 87, de los botines de Castro.
Por la escasez de tiempo la derrota parecía confirmarse, más aún cuando a los 90 minutos Acosta cometió penal y fue expulsado. Cacho hizo bueno el tiro para dejar el 2-0 definitivo.
Lo lamentable del día, además de la derrota, fue la inoperancia de las autoridades del Distrito Federal y la poca intervención de la directiva de Pumas, que optaron por no dejar acercarse a cientos de seguidores de Tigres, argumentando cuestiones de seguridad.