Cierra Tigres preparación con un triunfo de 2-1 sobre Dorados

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA | Miércoles 8 de julio de 2015.- Con un triunfo de 2-1 sobre Dorados cerró Tigres su preparación de cara a las Semifinales de la Copa Libertadores, en donde la dupla Gignac-Sobis firmó el triunfo auriazul. Ahora las baterías se enfocarán en corregir los detalles antes de partir a Porto Alegre el próximo domingo para encarar un duelo histórico para el club.

Tigres tardó en carburar hacia el frente, tocaban el esférico con poca profundidad, sólo con Javier Aquino multiplicándose por el sector de la izquierda, llegando hasta línea de fondo o buscado una pared por el centro.

André-Pierre Gignac arrancó clavado al frente, con Rafa Sobis acompañándolo en la delantera pero más retrasado, tratando de apoyar en la construcción y apoyándose mucho en las bandas con Jürgen Damm y Aquino.

Dorados intentaba armar su juego saliendo desde el sector defensivo, pero siempre encontraron un muro en la retaguardia felina, en donde Juninho y Hugo Ayala supieron escalonarse bien y por las bandas Israel Jiménez y José Francisco Torres destruyeron cualquier intento de desborde por las bandas.

Además, el portero Nahuel Guzmán no perdió tiempo y recién se incorporó a los entrenamientos después de su participación en la Copa América con Argentina, y de inmediato fue colocado de titular en el arco.

Ya desde el minuto 25 Tigres se había asentado en el terreno de juego, dominaba a placer tocando de lado a lado, pero la zaga de los sinaloenses esperaba bien parada, destruyendo todos los ataques felinos.

El primer aviso vino al minuto 30, en una falta cometida afuera del área a Gignac, que decidió cobrar el capitán Juninho para estrellar el balón en el poste de la portería defendida por los Dorados.

Sin embargo, bastaron 32 minutos para abrir el marcador. Aquino recuperó un balón por su sector izquierdo y cedió al francés Gignac, quien encaró pegado a la  esquina del área, recortó hacia el centro y disparó cruzado para vencer la meta defendida por Luis Michel, quien nada pudo hacer para detenerlo.

Después del primer gol, el partido se tornó de un solo lado, los felinos insistieron una y otra vez, Damm dio muestra de su velocidad hasta en tres ocasiones llegando a línea de fondo y mandando centros que no pudieron ser aprovechados correctamente.

Al 41’ Guido Pizarro intentó penetrar por el sector derecho, pero fue derribado dentro del área para que el silbante marcara penalti, que cobró Sobis correctamente para poner el marcador 2-0.

Para la segunda parte, Ricardo Ferretti sólo hizo un cambio en su once, mandó a Damián Álvarez por el sector de la izquierda en lugar de Aquino, el resto fue el mismo.

Para el inicio de la parte complementaria, Gignac tuvo la oportunidad de conseguir el segundo tanto en su cuenta particular, pero su disparo se fue apenas por un costado del poste derecho del arco de Michel.

Dorados salió con una propuesta distinta, presionaron más desde la salida a los felinos y complicaron las llegadas, el partido se tornó más en el mediocampo de ambos.

Los de Sinaloa se ordenaron, manejaron de mejor forma el balón y su premio fue el gol del descuento por medio de Martín Bravo, quien sólo llegó a cerrar la pinza para el 2-1.

Al 82’ Nahuel realizó una buena atajada, recostándose hacia su izquierda en el momento en el que parecía que caía el empate para los Dorados.

La parte final del encuentro se tornó tensa, con jugadas de mayor contacto que merecieron las tarjetas del silbante, pero que terminó por controlar correctamente.

Tigres consiguió así su segunda victoria. Primero venció al Atlante en Cancún 1-0, el sábado anterior, y ahora lo hizo en casa ante Dorados. Con estos resultados ahora el equipo se concentrará en el duelo de Semifinales de Copa Libertadores ante el Inter de Porto Alegre, el próximo 15 de julio en el estadio Beira-Rio.

ALINEACIÓN TIGRES:

Nahuel Guzmán; José Francisco Torres, Juninho, Hugo Ayala e Israel Jiménez; Egidio Arévalo, Guido Pizarro, Javier Aquino (46’ Damián Álvarez) y Jürgen Damm; Rafael Sobis y André-Pierre Gignac.