Cirilo va bien, pero aún le falta

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, N. L. / 26 de enero.- El arquero Cirilo Saucedo tuvo una mejoría significativa en su lesión de la rodilla derecha, pero seguirá en duda hasta antes del partido ante el Toluca.

El arquero, quien no pudo llegar a los 200 partidos en la Primera División, debido a que su lesión lo marginó del encuentro ante el América, trabajó hoy en cancha bajo la supervisión de Vicente Munguía, entrenador de porteros.

Cirilo hizo trabajo de gimnasio, además de someterse a su terapia de rehabilitación, pero fue en la cancha donde más se mostró su mejoría.

El arquero, oriundo de Guanajuato, hizo trabajos muy simples, de reacción y potencia, sobre todo en los brazos.

Mientras Cirilo se encontraba hincado, Vicente Munguía le lanzaba balones con el pie, asemejando un disparo a gol, pero todos directo a él, para no forzar la extremidad que reporta lesión.

“Vamos mejor, pero hay que esperar”, comentó el doctor del equipo, Rubén González, al final de la práctica.

Otro que trabajó diferenciado fue Damián Álvarez, quien sufre de una molestia muscular, y que no le permitió ser titular ante el América, jugando sólo los últimos 15 minutos del encuentro.

Jorge Torres Nilo tampoco pudo estar en el trabajo grupal, pues su esposa comenzó con contracciones, por lo que el zaguero durmió poco. Por ello, sólo hizo el trabajo físico y algo con balón, para luego irse a descansar a su casa.

El primer bebé de Torres Nilo, sin embargo, no llegó, pues los médicos le dijeron que aún no era momento.