Clásico parejo: 0-0

MONTERREY, 1 de Febrero.- Los Tigres de la UANL mostraron buen futbol, para sacar un empate sin goles del Clásico Regiomontano, en un duelo donde los arqueros fueron piezas importantes.

El derby regiomontano tuvo un arranque flojo, con dos equipos que decidieron estudiarse primero antes de buscar la manera en cómo pisar el área enemiga, sobre todo al momento de tener la pelota.

Danilo Verón fue quien se encargó de levantar el primer aviso de Tigres, cuando entró al área entre dos y mandó centro retrasado, pero la zaga rompió, alejando el peligro sobre el arco de Jonathan Orozco.

Fue entonces cuando el momento comenzaba a ser de nuestro equipo, con balón dominado y una idea de darle circulación a la pelota por toda la cancha, tratando de ser lo más vertical posible.

Sin embargo no lograba Tigres pisar otra vez el área de Orozco, en cambio el Monterrey comenzaba a amenazar peligrosamente la portería de Sergio García.

Incluso, el Matute comenzó a ser el hombre más importante, cuando a los 18’ evita el gol de Marlon, aunque era fuera de lugar. Y luego, a los 21’, a una mano evitó el gol en remate de cabeza en el área de Zavala.

A los 22 minutos Basante fue el que avisó, con remate por fuera del poste derecho, y más tarde a los 27’ Morelo nuevamente saca tiro por fuera del arco.

Comenzó entonces la reacción de Tigres, cuando a los 28 minutos Danilo sacaba tiro potente a las manos de Orozco, a pase de Torres Nilo. Alan Pulido, a los 37’, levantaba la mano con remate por fuera del arco rayado.

Pero sin duda la mejor jugada de gol en el primer tiempo fue la de Danilo, a los 43’, cuando a pase de Torres Nilo, llegó el brasileño para rematar de cabeza a segundo poste, pero atrás Orozco evitaba el gol.

Para la parte complementaria el obligado era el Monterrey, pero Tigres se ordenaba mejor y buscaba salir con pelota controlada.

Marlon tocaba la puerta a los 52’, pero su tiro se iba por fuera. Luego, a los 58’, Lobos reaccionaba con jugada individual, sacando tiro por encima del arco de Orozco.

A los 65 minutos Damián escapó por el centro y sacó tiro de media distancia por fuera del poste izquierdo.

El Tuca comenzó a mover sus piezas y mandó a la cancha a Emanuel Herrera, para su debut con Tigres y en la Liga, por Damián Álvarez, quizá buscando acrecentar el peligro en el ataque.

Tigres comenzó a ser más peligroso, pues a los 72’ Lobos sacó tiro por fuera del arco, y más tarde, a los 76’, Pulido tuvo el gol, cuando le cae en el área y saca tiro, pero la zaga salva en la raya.

Herrera tuvo el balón a los 77’ y Pulido a los 78’, pero en ambas jugadas la zaga pudo romper el peligro.

Danilo tuvo el gol a los 84 minutos, pero Orozco hizo la salvada de la noche al atajar y desviar a tiro de esquina. En la siguiente jugada Rayados reaccionó con escapada de Delgado, metiendo el balón al área, pero Arellano no llegó.

Fue entonces cuando el Tuca hizo su segundo movimiento, sacando a Pizarro para meter al Gringo Torres. Tigres seguía atacando.

Monterrey tocaba la puerta a los 89 minutos, con disparo de Marlon de Jesús por encimita del travesaño del arco del Matute. El Clásico 102 seguía sin tener favorito.

Al final el empate refleja lo intenso y parejo que fue en la cancha el Clásico Regiomontano.

ALINEACIONES

MONTERREY: Jonathan Orozco; Severo Meza, Ricardo Osorio, Darvin Chávez, Lucas Silva, Wilson Morelo (Omar Arellano 77’), Marlon de Jesús, José María Basanta, Eduardo Zavala (César delgado 64’), Neri Cardozo (Candido Ramírez 81’) y Víctor Ramos.

TIGRES: Sergio García; Jesús Dueñas, Juninho, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Carlos Salcido, Guido Pizarro (Francisco Torres 86’), Damián Álvarez (Emanuel Herrera 68’), Lucas Lobos, Danilo Verón y Alan Pulido.