Contento ‘Tuca’ con la respuesta del equipo y de la afición

ZUAZUA | Lunes 18 de enero de 2016.- Del triunfo conseguido ante Morelia, el técnico Ricardo Ferretti destacó dos cosas: el oficio y la tranquilidad que tuvo el equipo cuando el gol no llegaba y el apoyo que mostró el público en el Estadio Universitario a lo largo del encuentro.

Tigres tardó 73 minutos en abrir el marcador ante Monarcas, después de dos balones que se estrellaron en el travesaño y una atajada del portero en un mano a mano, después de mucho tiempo en el que los locales eran dueños del esférico.

“Hubo dos circunstancias muy positivas, primero, que los jugadores no perdieron la estabilidad, fueron pacientes y, segundo, el apoyo de la gente, porque generalmente sucede que cuando se presentan este tipo de situaciones (de no anotar gol) es común que la gente se desespere un poco y la verdad no se dio, fue muy positiva esta situación.

“Muchas veces he comentado que los jugadores por querer agradar a tanta gente pierden estabilidad, empiezan a hacer cosas que no se les piden, viene la desesperación, el desorden y ahora la gente entendió que el equipo estaba buscando y ellos se sintieron bien y apoyaron bastante al equipo, y eso fue clave”, explicó el ‘Tuca’ Ferretti.

El técnico se presentó de buen humor ante la prensa que acudió a las instalaciones de Zuazua, Nuevo León, y ahí comentó que el equipo jugó a un buen nivel el partido de la jornada 2, algo que le permite tener una semana de trabajo mucho más tranquila, en donde buscará corregir los errores que se hayan presentado.

“Los triunfos dan una cierta tranquilidad para el trabajo en la semana, y buscar mejorar en ciertos aspectos, nos toca otro tipo de equipo, otras características y debemos darle su valor, su importancia y con humildad y respeto buscar los tres puntos”, señaló el brasileño.

Ferretti también aprovechó para hablar de su próximo rival, el Guadalajara, y aclaró que no porque Chivas venga peleando el descenso va a ser un equipo fácil, al contrario, es plantel con una doble motivación, incluso, se dio tiempo de recordar la época en la que dirigió a los rojiblancos.

“No porque sea Chivas, puede ser cualquiera y es lo mismo para mí, no menosprecio a nadie, ni pongo en un pedestal a nadie, todos somos iguales, somos equipos de Primera División y todos merecen mi respeto, no le tenemos miedo a nadie ni tampoco nos sentimos menos que nadie”, fueron las palabras del brasileño.