Convivencia total en Guadalajara

GUADALAJARA, 1 de Octubre.- Una aventura, un sueño, una realidad, así es como fue el Tigrecharter para varios aficionados que por primera vez tenían ese contacto íntimo con los jugadores de los Tigres de la UANL.
Otros, en cambio, sólo dejaron en claro cuan grato es estar cerca de sus ídolos, lo cierto es que más de 32 hinchas acompañaron al equipo a esta ciudad para apoyarlos el martes en el partido ante las Chivas.
El viaje en el avión, pese a la turbulencia que hubo durante casi 20 minutos del vuelo, valió la pena cuando pudieron convivir con todo el plantel durante media hora, todo en un evento privado.
Las fotografías, los autógrafos, los audios en los celulares y hasta las charlas con ellos fueron el común de un salón del hotel de concentración, donde la unión entre equipo y afición se dio a su máxima potencia.
Los más buscados fueron Carlos Salcido, Damián Álvarez y Lucas Lobos, pero no faltó un Hugo Ayala y José Rivas que ni siquiera quisieran sentarse con tal de convivir más ameno con la afición.
Pablo, un aficionado especial que ya es común verlo en los Tigrecharters, le hizo prometer a Luis García que buscaría hacer tres goles. “Haremos todo lo posible Pablo, de eso no tengas dudas”, le dijo el delantero español al aficionado.
Al final los autógrafos fueron guardados como verdaderos tesoros que pocos tienen y muchos anhelan.