Da Lobos la mejor de las medicinas

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 10 de Junio.- Lucas Lobos le dio la mejor medicina que un niño pudiera recibir previo a una operación de corazón abierto: jugar con él en la cancha del Estadio Universitario.

Lobos supo del caso de Fernandito, quien a finales de mes será operado del corazón, y al saber que era Tigre, lo invitó a venir al entrenamiento de hoy, donde convivió con él, le regaló su playera y lo hizo reír como nunca lo había hecho.

“Ven, te voy a llevar a la cancha para que juguemos un rato”, le dijo Lobos al niño, quien sin dejar de sonreír y portando la playera azul con el número 16, caminó junto al capitán de Tigres por el túnel principal hasta llegar a la cancha.

Ahí, fue el propio Lobos quien tomó un balón y jugó una mini-cascarita con Fernandito, quien de paso hizo dos goles, festejándolos a todo pulmón, ante un estadio que se veía majestuoso, pese a estar vacío.

Consciente de que debido a su estado no podía correr mucho, Lobos paró el juego y posó para la foto del recuerdo, junto a los abuelos de Fernandito, quienes lo acompañaron al estadio para conocer y saludar al capitán de los Tigres.

“Vi su caso, su situación, y lo invité a venir a jugar, a conocerlo”, comentó Lobos mientras abrazaba al niño, llamándolo campeón.

Al final el mediocampista se despidió de Fernando con un fuerte abrazo, le regaló el balón con el que estaban jugando y lo encaminó por el túnel, invitándolo a venir a un partido de los Tigres del torneo entrante.