Damián le hace el día…

MONTERREY, 21 de Julio.- Damián Álvarez le cambió la vida a Arturo, un aficionado que tiene 25 años sin poder salir de una cama debido a una enfermedad que lo tiene paralizado.

El mediocampista de los Tigres de la UANL llegó hasta la casa del aficionado, ubicada en la colonia Topo Chico, sólo para hacerle amena la vida, misma que ve pasar sólo a través de una ventana.

“Qué bárbaro, sí visite”, fueron las palabras de Arturo, al ver cruzar por la puerta de su casa al jugador felino, quien le regaló su playera, se la autografió y le hizo llegar un balón de su equipo favorito con los autógrafos de todo el plantel.

“Ah, qué acaso no creías que iba a venir”, le respondió Damián, quien inmediatamente hizo entrar en confianza a Arturo, quien no dejaba de sonreír, sobre todo cuando el jugador le hacía preguntas.

Arturo le dijo que lo seguía desde que estaba en el Morelia, y que cuando supo que venía a los Tigres fue una alegría que sólo a Damián le contó.

Damián, por su parte, le pidió dos cosas: una de ellas es gritarle a los jugadores cuando vea que no le echan ganas en el partido, y la otra, que cada siete días sea más Tigre que nunca para apoyar a su equipo.

El rumor de que Damián estaba en la casa de Arturo, quien desde los 7 años de edad está en cama, corrió rápido, pues afuera de ella había casi medio centenar de personas esperando al jugador de los Tigres, en su mayoría niños.

Al final quedaron como los mejores amigos, prometiéndole Damián que lo llamaría de vez en cuando, y quizá, un día lleve a más compañeros del equipo a conocerlo.