Debemos tener entusiasmo y confianza.- Damián Álvarez

ZUAZUA | Martes 12 de abril de 2016.- En Tigres saben que no hay mañana, el sábado, ante Dorados, no se guardarán nada y saldrán al terreno de juego a brindarse al 100 por ciento, porque tienen claro que se juegan la clasificación a la Liguilla en los últimos cuatro partidos que quedan en el Clausura 2016, aseguró Damián Álvarez, volante de los felinos.

El ‘Enano’ se sinceró con los medios de comunicación que acudieron a Zuazua, Nuevo León, y a ellos les dijo que ante los sinaloenses quieren cambiar la imagen que han mostrado y que los ha llevado a no ganar en Liga desde la Jornada 8, cuando derrotaron al América, por lo que quieren ser de nuevo ese equipo que no le daba respiro al rival.

“Del tema mental, de saber que fueron varios partidos con resultados negativos, de no poder resolverlos rápido, (ahora deben) resolverlos con entusiasmo, con confianza, con ganas de ganar, con ganas de sacar esto adelante, de poder calificar, de tener posibilidades, (por ello) no se me haría justo señalar ni al técnico ni a ninguno de los jugadores (como responsables) por este momento”, indicó el argentino.

Damián resaltó la labor que tuvo Dorados en su último partido ante Cruz Azul, derrotándolo 3-0 y con una actitud que dejaba ver que salieron a jugarse la vida, por lo que señaló que Tigres no espera menos de ellos en este partido de la Jornada 14.

“Para nosotros es emergente ganar el sábado, sabemos que se juegan la supervivencia y van a venir a jugar de esa manera, como lo vimos el sábado, que dejaron todo en la cancha y nosotros debemos hacer eso y el doble para cambiar un poco esta imagen, y más allá de conseguir ese resultados positivo, queremos cambiar un poco también el modo y volver a ser ese equipo que no le da respiro al rival”, explicó.

Álvarez coincidió con el técnico Ricardo Ferretti, y aseguró que una de las cosas a mejorar en el equipo es el estado anímico, porque de volverse fuertes en esa área levantarán en la Liga y podrán avanzar a la fiesta grande.

“Es un tema a mejorar (lo anímico), a tocar porque sinceramente es una de las cuestiones en las que debemos de trabajar para saber solucionar este tipo de problemas, a cuatro partidos de que termine la temporada regular un equipo tiene que ser fuerte mentalmente, aún así priorizando también el jugar mejor y levantando el nivel futbolístico del equipo”, señaló.