El Clásico 100 es de Tigres

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 10 de Agosto.- Jugando de manera impecable, los Tigres de la UANL se apoderaron de la historia del Clásico 100, al vencer 3-1 a los Rayados del Monterrey ante un lleno total en el Estadio Universitario.

Alan Pulido se convirtió en el héroe, al hacer dos de los tres goles. El tercero fue marcado por Lucas Lobos.

Nuestro equipo arrancó fuerte, imponente, dominador y creador de opciones de gol sobre el arco de Jonathan Orozco, incluso, a los tres minutos Lucas Lobos había perdonado a la portería rival, y Danilo la mandaba a las manos del arquero.

Antes, Jorge Torres Nilo fue amonestado, apenas a los dos minutos, lo que parecía que mermaría los esfuerzos del seleccionado nacional para detener a César Delgado que se perfilaba para ser el que intentara entrar por ahí.

A los siete minutos Dorlan Pabón mandaba centro por la derecha que buscaba a Humberto Suazo, pero antes Palos se imponía con el esférico.

Cuando parecía que el balón iba y venía, apareció Jesús Dueñas por la derecha, para mandar centro a los 11 minutos, encontrando el remate de cabeza de Alan Pulido para picar y vencer a Orozco. Era el 1-0 que encendía el Universitario.

A los 12’ el turno era para Francisco Torres, quien sacaba tiro potente que apenas Orozco desviaba a tiro de esquina.

Poco a poco nuestro equipo cedió espacios y terreno, lo que hizo que el rival comenzara a tocar más la pelota. A los 15’ Suazo sacaba tiro a las manos de Palos, y a los 16’ Pabón, por la izquierda, tiraba en desviada de nuestro arquero.

Más tarde, a los 19’, Zavala encontraba un balón en el área que remataba de cabeza, por fuera del poste izquierdo. Monterrey parecía tocar la puerta.

Hasta que a los 22 minutos Hugo Ayala no pudo desarmar a Suazo, éste abrió a Pabón, quien regresó al chileno para sacar tiro por el centro y empatar un duelo que parecía Tigres controlaba.

Luego, a los 24’, Salcido perdía un balón en media cancha, éste le llegó a Pabón, quien entraba al área y sacaba tiro que Palos rechazaba bien.

Tigres regresó al dominio del partido a los 39 minutos, cuando Salcido sacaba tiro potente que Orozco escupía, Pulido entraba sin marca, pero tardó en definir, esfumándose la segunda anotación.

Pero un minuto más tarde el canterano tendría su recompensa, cuando Damián mandaba centro en tiro de esquina por la izquierda, a segundo palo Pulido quedaba solo, para definir de izquierda para el 2-1.

Para la parte complementaria Tigres saldría a buscar mayor control del balón, mientras que Monterrey tenía que adelantar líneas, por lo que a los 51 minutos Suazo se plantaba en el área, sacando tiro por fuera, pero era agarrado en fuera de lugar.

Luego, a los 57’, Lobos entraba por el centro en el tres contra tres, abría a Damián, quien pisaba el área y sacaba tiro por fuera del poste izquierdo. Tigres quería más.

A los 70 minutos, en jugada a balón parado, Juninho sacaba tiro potente que llevaba etiqueta de gol, pero Orozco escupía para evitar cualquier problema.

Hasta que a los 82 minutos, cuando más control de partido tenía Tigres, apareció Lobos en el área, se da el auto pase y saca tiro que pega en el poste y entra al arco para el 3-1 que enloqueció a los casi 42 mil espectadores.

Un minuto más tarde, Bernardo Hernández es expulsado por irse de la boca, y en la discusión también se va de la banca el técnico Víctor Manuel Vucetich.

ALINEACIONES

TIGRES: Enrique Palos; Jesús Dueñas, Juninho, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Francisco Torres, Carlos Salcido, Damián Álvarez, Lucas Lobos (Emanuel Villa 90’), Danilo Verón y Alan Pulido.

MONTERREY; Jonathan Orozco; Severo Meza, Leobardo López, Lucas Silva, Dorlan Pabón, José Basanta, Jesús Zavala, César Delgado (Neri Cardozo 67’), Humberto Suazo, Omar Arellano (Luis Madrigal 61’) y Oscar García (Bernardo Hernández 46’).