El trabajo no para

RIVIERA MAYA, 4 de Diciembre.- En esta parte del caribe mexicano el trabajo no para, y esta mañana, aunque con una hora más de sueño, el plantel inició el entrenamiento físico en el  campo de golf.
El plantel fue citado a las 7:30 de la mañana para desayunar ligeramente, y posteriormente subir al autobús que los llevaría al camp, a unos 25 minutos de distancia del hotel de concentración.
A diferencia del lunes, esta vez la salida del hotel fue a las 8:00 horas. El inicio del entrenamento fue hasta media hora después.

La práctica, dirigida en su totalidad por Guillermo Orta, preparador físico, duró cerca de 50 minutos, en los que se hizo un trote que tuvo varios intervalos de intensidad.
“Empiezan los dolores (musculares), pero es normal por la intensidad en el trabajo, pero en unos días comenzarán a quitarse, eso ya lo hemos experimentado”, comentó Jorge Torres Nilo previo a la comida.
El equipo regresó al hotel a las 10:20 de la mañana, volvieron a comer algo de fruta y yogurth, para darse tiempo de relajarse un poco en la alberca principal del hotel de concentración.
“Creo que vamos bien, existe la convicción de que tenemos un gran equipo y podemos aspirar a cosas importantes”, reiteró Torres Nilo, quien comparte habitación con Carlos Salcido.
La comida fue a las 12:00 horas, lo que permitió a los jugadores descansar después individualmente; a las 16:00 horas arrancará el segundo entrenamiento del día, ya en la cancha del hotel.