Empate que merecía más

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 11 de Enero.- Los Tigres de la UANL dominaron por completo al rival, sobre todo en el segundo tiempo, pero no pudieron abrir el marcador, para terminar empatando sin goles ante el Pachuca.

El juego fue bastante cerrado, sobre todo en los primeros 45 minutos, lapso en el cual el Pachuca quiso primero estudiar a nuestro equipo, replegándose atrás hasta con línea de cinco y cuatro.

Incluso fueron los Tuzos los que tocaron primero la puerta, con disparo a los seis minutos de Alex Colon que se estrelló en el larguero, para luego esfumarse a saque de meta.

Poco a poco Tigres comenzaba a hacerse notar como local, pero estaba batallando para pisar el área visitante, aunque a los ocho minutos Lucas Lobos alcanzaba a sacar un tiro por fuera del arco.

Más tarde, a los 21’, Alan Pulido escapaba, despertando el grito en las gradas, pero era detenido por fuera de lugar.

Luego, a los 30’, Pizarro conectaba suave de cabeza por encima del larguero. Tigres comenzaba a tocar la puerta, pero le faltaba claridad para inquietar al arquero Oscar Pérez.

Pachuca daba chispazos, más que nada en contragolpes y buscando el error defensivo, y a los 32 tocó la puerta de Palos, pero la zaga salía avante despejando el peligro.

Casi al final de la primera parte, Darío Burbano, quien poco a poco comienza a acoplarse, sacó un tiro por fuera del poste derecho.

Para la parte complementaria  Tigres fue más decidido a buscar el gol que lo metiera en el camino del triunfo, presionando más la salida del rival y teniendo en Pizarro y Salcido mejor recuperación y desdoble.

A los 47’ Pulido intenta chilena que le queda a Guti, quien cede a Lobos, para que saque tiro por fuera del poste derecho. Luego, a los 52’, un penal muy claro sobre Pizarro no fue marcado por el árbitro.

Pizarro volvía a intentarlo a los 57 minutos, pero su disparo era tapado por la zaga que parecía vulnerada.

El Tuca se decidió por hacer dos movimientos, al sacar a Pizarro y Burbano, para meter en sus lugares a Jesús Dueñas y Damián Álvarez, en una idea de refrescar las posiciones para los últimos minutos.

Tigres comenzaba a tener mayor decisión en la cancha, recuperando y atacando, y a los 69 minutos parecía que había otro penal, esta vez sobre Danilinho, pero nuevamente el silbante no lo marcó.

En jugada que prometía, Estrada escapaba por la derecha, habilitado por Danilo, pero el centro del Guti no fue interceptado por nadie.

A los 75’ Pajoy cerraba un balón que Danilo alcanza a cortar para evitar el gol, y un minuto más tarde el mismo Danilo bombea el esférico por encima del larguero del Conejo Pérez.

A los 80 minutos Damián escapa por la izquierda, se lleva a dos en la marca y manda centro que parecía cerraba Lobos, pero el capitán quedó corto. Luego, a los 83’, Salcido sacaba tiro potente que el arquero rechazaba.

Y un minuto más tarde Tigres volvía a tocar la puerta, con cabezazo de Hugo Ayala que el Conejo desviaba a una mano.

Salcido sacaba tiro peligroso a los 85’, por fuera del poste izquierdo, y a los 87’ Pulido conectaba de cabeza por fuera del poste también. Tigres estaba llegando, pero el Pachuca se defendía con todo lo que tenía.

Al final el tiempo y el marcador fue injusto, pues Tigres hizo el esfuerzo, pero el Pachuca se llevó el premio.

ALINEACIONES

TIGRES: Enrique Palos; Iván Estrada, Juninho, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Carlos Salcido, Guido Pizarro (Jesús Dueñas 64’), Lucas Lobos, Darío Burbano (Damián Álvarez 65’), Danilo Verón y Alan Pulido.

PACHUCA: Oscar Pérez; Efraín Cortes, Daniel Arreola, Enrique Esqueda (Abraham Carreño 60’), Alex Colón, Walter Ayovi, Enner Valencia (Jurgen Damm 73’), Jorge Hernández, Rodolfo Pizarro, Miguel Herrera y Jhon Pajoy (Diego de Buen 82’).