Empate que no tiene sabor

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 29 de Septiembre.- Los Tigres de la UANL no pudieron abrir un cerrojo potosino que llegó al Estadio Universitario con la idea de no perder, empatando sin goles en la jornada diez de la Liga MX.
El partido, casi en su totalidad, se jugó de un solo lado, el nuestro, con unos Tigres que tocaban, buscaban, insistían, recuperaban y mantenían la posesión, pero que no encontraban el camino al gol.
A los tres minutos Elías cobró un tiro de esquina que llevaba peligro, pero la zaga rompió; luego, a los siete, Lucas Lobos intentó con disparo de media distancia, por fuera del poste derecho.
El duelo de un equipo que quería y otro que no, comenzaba a inundar un solo lado de la cancha, mientras las acciones en contra del arco de Oscar Pérez seguían dándose.
A los 17’ el turno fue para Manuel Viniegra, quien recogía un balón que le dejaba el español Luis García, pero su intento fue congelado por una buena salida del Conejo Pérez.
Damián Álvarez tocó la puerta a los 19’, cuando mandó un tiro-centro que la zaga sacaba a tiro de esquina.
Parecía que Tigres comenzaba a desesperarse, ante una doble línea de cinco que les impedía tener la movilidad necesaria, pero la posesión la mantenía y la intención de ofender también.
Sin embargo los minutos pasaban y el gol no llegaba; contrario a eso, a los 33’, Palos salvó en una descolgada del San Luis que parecía llevaba mucha etiqueta de gol, pero Wilmer Aguirre fue bien desarmado.
Más tarde el español García conectó de cabeza por encima del arco; luego, a los 39’ Elías mandó centro que buscaba a Damián, pero antes de encontrar el esférico la zaga rompió.
Para la parte complementaria parecería que la tónica iba a cambiar a más intensidad, pero el duelo fue igual, con Tigres llegando y teniendo la pelota, ante un rival que se defendía y buscaba el contragolpe.

A los 47’ Israel Jiménez sacó disparo potente, pero por encima del arco. A los 51’ Salcido hizo lo propio con tiro muy descompuesto, también por arriba del travesaño.
San Luis intentaba reaccionar a los 55’, cuando César Villaluz sacó tiro de larga distancia que Palos controló bien en su propia área.
Tigres llegaba por ambas bandas, Lobos buscaba por el centro encontrarse con el español, y Salcido y Damián intentaban con tiro de media distancia que no encontraba su objetivo.
Nuestro equipo iba y venía, pero el reloj comenzaba a ser un rival más pesado que el San Luis, que se dedicó sólo a defender.
Los cánticos de la gente en las gradas parecía que impulsaban a nuestro equipo, pero no encontraba el camino que les diera para sumar tres puntos.
A los 87 minutos estalló el grito del gol en el Universitario, pero el juez número uno Marcos Quintero levantó su bandera, señalando recargón de Luis García sobre un defensa, y anuló la anotación.
Casi al final Edno entró por Luis García, en un intento de darle frescura al ataque en lo que quedaba del juego, pero no funcionó de mucho pues, el San Luis se mantuvo encerrado en su área, con un Conejo muy seguro al momento de buscar el balón por encima.
Todavía a los 92’ Edno cerraba a segundo poste un balón que le quedó largo, esfumándose la posibilidad del gol.
Con este resultado Tigres llega a 14 puntos, sigue en la pelea por la clasificación, pero se rezaga de los primeros lugares.

ALINEACIONES
TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Hugo Ayala, José Rivas, Jorge Torres Nilo, Manuel Viniegra (Alan Pulido 62’), Carlos Salcido, Damián Álvarez, Elías Hernández (Francisco Acuña 46’), Lucas Lobos y Luis García (Edno Cunha 88’).
SAN LUIS: Oscar Pérez; Andrés Cadavid, Jaime Correa (Noé Maya 74’), Santiago Tréllez, Wilmer Aguirre (César Villaluz 53’), William Paredes, Isai Arredondo (Orozco 79’), Emilio López, Félix Araujo, Luis Mendoza y José A. Castro.