En Tigres disfrutan del buen momento

ZUAZUA | Martes 1 de septiembre de 2015.- En Tigres se vive un gran ambiente, los resultados positivos que se han conseguido en los últimos tres partidos han traído confianza y tranquilidad al interior, expresó Damián Álvarez, volante de los felinos, quien agregó que siempre han buscado implementar un equipo con propuesta agresiva.

El jugador, de origen argentino y ya naturalizado mexicano, comentó que Tigres siempre ha tratado de salir al campo con una propuesta agresiva, sólo que ante Chiapas, Tijuana y Querétaro las cosas se combinaron para sacar tres victorias muy importantes que ya los tienen en el séptimo puesto de General.

“Siempre se busca un Tigres con esta propuesta agresiva, que sienta dentro de la cancha, que intente superar a su rival con fortaleza; ahora nos hemos topado con estos tres partidos (ganados) y realmente han salido las cosas.

“Estamos contentos porque en verdad se siente un buen ambiente y cada uno aporta en lo suyo de buena manera, y se ve que todos están al parejo”, comentó Damián al atender a los medios de comunicación en Zuazua, Nuevo León.

El volante sabe que vendrá un calendario mucho más fuerte para los Tigres de aquí en adelante, en donde será momento de confirmar su crecimiento como equipo, dado que terminando la Fecha FIFA deberán medirse al América, Monterrey y Pumas, además de hacer una escala en El Salvador para jugar con el Isidro Metapán dentro de la Liga de Campeones de la Concacaf.

“Más allá del inicio que había tenido el equipo en el campeonato con varios tropiezos, estos partidos (los que vienen) sirven para eso, saber que esos que están en puerta son muy importantes en muchos aspectos y van a definir mucho lo que es el campeonato, pienso que estamos bien y van a ser partidos en donde vamos a tener que mostrar armas todavía más fuertes”, señaló el naturalizado.

Álvarez recordó lo vivido en el juego ante el Herediano de Costa Rica, en donde fue expulsado por responder a una agresión de un jugador rival, y aclaró que ya dialogó al interior del plantel para no cometer los mismos errores, y es consciente que tiene que trabajar para que eso no vuelva a suceder.

“En realidad cuando pasan estas cosas queda en evidencia que no es ninguna actitud que deba tener un jugador profesional, no hay ninguna actitud deportiva, evidentemente genera una culpa particular, la cual he manifestado puertas adentro y es lo necesario para asimilarlo, y saber que debo hacer hincapié en esas cuestiones porque también me ha pasado antes”, aseguró.