Entre risas, bromas, fotos y aventón al entrenamiento

MÉXICO, DF / 3 de febrero.- Una falla en la logística de la escolta que llevaba el equipo obligó a los Tigres de la UANL a llegar al CAR de aventón, lo que provocó risas, bromas y un ambiente de buen humor entre todo el plantel.
El equipo se trasladó esta tarde del hotel de concentración al CAR, de la FMF, en el Tigrebús, con dos motocilistas como escoltas, pero éstos calcularon mal una parte del trayecto, por lo que la unidad quedó atorada previo a entrar al túnel antes de llegar a las canchas de entrenamiento.
Al ver que el Tigrebus no pasaba, el cuerpo técnico decidió pedirle al plantel que se bajara, para caminar unos 200 metros hasta la entrada del CAR, aunque en el trayecto hubo quienes les dieron aventón a los jugadores.
Sin embargo, más que molestar la “aventura” a los jugadores, el buen humor los hizo presa, tanto que hasta se tomaron fotografías en la parada de una ruta urbana de camiones con sus celulares.
De hecho, en la parada de camiones, un chofer ofreció llevar al equipo, por lo que hasta abordaron la unidad urbana, pero luego se bajaron al ver que el chofer no se decidía en arrancar.
Ya en la caminada, observada por algunos medios de comunicación, hubo automovilistas que se pararon, como una camioneta pick up, para ofrecer llevarlos hasta el CAR, donde fue el entrenamiento de hoy.
“Qué buena divertida nos dimos”, se le escuchó decir al Tuca Ferretti antes de iniciar el entrenamiento en la cancha dos del CAR.