Entrega que no encuentra recompensa

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, NL / 7 de mayo.- Cuando das todo el corazón, todo el amor por la camiseta, y aun así no te alcanza, nadie te puede decir que quedaste a deber y eso fue lo que hizo Tigres esta noche, pese a empatar 1-1 ante el Guadalajara y quedar fuera de la Liguilla.
La eliminación no borra el superliderato del Clausura 2011, los 10 triunfos en 17 juegos, y los 35 puntos que al final lo colocaron como el mejor del torneo regular.
Esta noche nuestro equipo salió a la cancha del Estadio Universitario a buscar lo que necesitaba para seguir con vida en la Liguilla, pero sobre todo, a entregarse al máximo por los colores de Tigres.
Apenas a los cuatro minutos, Lucas Lobos mandó un balón al área para Damián Álvarez, quien entró sin marca, pero al enfrentar a Luis Michel sacó un disparo que se escurrió por fuera del poste izquierdo.
La intención era tener la pelota, primero, y después, pisar el área enemiga, hacerle sentir al Guadalajara que le costaría caro salir con vida de nuestra cancha.
A los 17 minutos Jorge Torres Nilo escapó por la banda izquierda, mandó centro que encontró a Lobos, quien de primera intención prendió de zurda buscando el poste derecho, pero antes Michel hizo un paradón desviando a tiro de esquina.
Más tarde el mismo Lobos insistió con disparo de media distancia a las manos de Michel, sin mucho peligro, pero sí con la insistencia que requería Tigres para mantener latente el gol.
Luego, al minuto 32, Lobos filtró un balón a Danilo Verón, quien parecía quedarse frente al arquero, pero al controlar el esférico le quedó adelantado el balón, perdiendo la oportunidad.
A los 38 minutos nuevamente Danilo encontró el balón en el área, pero no logró conectar y fue desarmado antes de buscar el tiro.
La más cercana opción se dio a los 45 minutos, cuando “Juninho”, en cobro de tiro libre directo en los linderos del área, sacó tiro que pegó en el travesaño para regresar a la cancha, despertando el grito en el graderío.
Ya en tiempo de reposición Tigres volvió a tocar la puerta, cuando Israel se plantó en el área y sacó tiro que le atajó Michel, insistió en el contrarremate, pero el canterano terminó por cometer falta.
Para la parte complementaria Tigres salió con la misma intención de atacar y a segundos de haber dejado el vestidor Damián se abrió el espacio por la izquierda y sacó tiro que obligó a Michel a emplearse a fondo para desviar a una mano.
Luego, a los 48 minutos, en contrarremate de tiro de esquina, Hugo Ayala sacó disparo que parecía se anidaba en el arco, pero se fue por fuera del poste derecho, dejando seco el grito en el graderío.
La posesión del balón se mantenía con nuestro equipo, que buscaba una y otra vez, pero la suerte y buena ubicación del arquero del chiverío evitaba lo que más se buscaba en el Universitario.
Y para colmo, Mauricio Morales no quiso irse sin sus minutos de protagonismo, expulsando a “Juninho” al minuto 50, en una acción fuera de la realidad.
Tigres, ya con un hombre menos, quiso mantener la misma intensidad en su ataque, pero dejando espacios atrás que parecía Chivas podía aprovechar.
Aún así, la posesión de la pelota no cambiaba de dueño, siendo nuestro equipo el de la iniciativa en la cancha y teniendo en jugadas a balón parado las mejores opciones de gol sobre el arco de Michel.
A los 60 minutos, Lobos soltó un balón a Danilo en los linderos del área y el brasileño se animó a sacar tiro, que se fue por fuera del poste derecho.
Y el grito de esperanza se escuchó a los 65 minutos, cuando Damián Álvarez escapó por la izquierda, se llevó a dos y mandó centro que conectó de Mancilla pegado al poste derecho para vencer a Michel. Era el 1-0, 3-2 global.
El árbitro volvió a apoderarse del partido a los 75 minutos, cuando no quiso marcar un penal sobre Danilo y en lugar de eso amonestó al brasileño supuestamente por fingir la falta en el área.
Y el silbante lo volvió a hacer a los 77 minutos, al marcar un penal supuestamente de Rivas. Cirilo lo paró, en el contrarremate de Marco Fabián lo estrelló en el poste, pero llegó de atrás Reynoso para marcar. Era el 1-1 que nos dejaba sin aliento.
Ricardo Ferretti hizo su segundo movimiento, al sacar a Toledo y meter en su lugar a Francisco Acuña, buscando darle fuerza al ataque en los últimos minutos. Más tarde sacó a Mancilla para meter a Alan Pulido.
Al final, la eliminación no calló el cántico de “Yo soy de Tigres” que se escuchaba en el graderío, ni tampoco el “Cómo no te voy a querer”.

ALINEACIONES
TIGRES: Cirilo Saucedo; Israel Jiménez (José Rivas, 70’), “Juninho”, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, David Toledo (Francisco Acuña, 81’), Jesús Molina, Lucas Lobos, Damián Álvarez, Danilo Verón y Héctor Mancilla (Alan Pulido, 83’).
GUADALAJARA: Luis Michel; Mario de Luna, Héctor Reynoso, Patricio Araujo, Omar Esparza, Marco Fabián, Omar Arellano, Alberto Medina (Edgar Mejía, 76’), Miguel Ponce, Xavier Báez (Jesús Sánchez, 68’) y Erick Torres (Jorge Enríquez, 68’).