Entrega y esfuerzo que no encontró el premio

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, N.L. / 29 de enero.- Los Tigres de la UANL pusieron el futbol, la entrega y el esfuerzo, faltándoles sólo el gol, por lo que terminaron cayendo 1-0 frente a Toluca ante un repleto Estadio Universitario.

Nuestro equipo hizo un partido con ataque frontal, decidido a ir al frente buscando todas las variantes a lo largo y ancho de la cancha, siempre siendo el de la iniciativa.

Durante la primera parte, el Toluca prácticamente no inquietó el arco de Cirilo Saucedo y fue Tigres el que comenzó a tocar la puerta.

A los 10 minutos, “Juninho” estrelló un balón en el poste izquierdo del arco de Talavera; luego, al minuto 31, Mancilla en el área sacó a Talavera, le quedó incómoda y cedió a Molina, quien disparó colocado, pero el arquero mexiquense desvió a esquina.

Más tarde, a los 39 minutos, Lucas Lobos escapó por la banda derecha, buscó el centro raso a Mancilla, pero éste llegó tarde y apenas pudo puntear para que Talavera se quedara con el esférico.

Tigres insistía, tenía el balón y la iniciativa total, siendo el único equipo en la cancha, y a los 42 minutos Israel Jiménez, por la derecha, mandó centro que encontró Danilo Verón de cabeza, pero su remate se fue por fuera del poste derecho.

Para la parte complementaria la tónica del juego siguió igual, con unos Tigres queriendo ir al frente y con iniciativa.

A los 47 minutos, Lobos centró por la izquierda un balón que Danilo conectó de bolea, esfumándose la opción por fuera del ángulo superior derecho. Dos minutos más tarde Damián escapó por la izquierda, llegó a la línea y lo desarmaron.

Tigres parecía impenetrable, pero un golpe de suerte del Toluca los puso abajo en el marcador a los 53 minutos, cuando Carlos Esquivel disparó de larga distancia sorprendiendo a Cirilo Saucedo para anotar. Era el 1-0 accidental.

Tigres se portó como el de casa después de la anotación: siendo de nuevo el de la iniciativa, tal y como lo estaba haciendo desde el primer minuto, pero el gol no caía. “Juninho”, al minuto 57, bombeó en el área un balón que se fue por encima del arco.

El técnico Ricardo Ferretti comenzó a hacer sus movimientos, sacando a Molina para meter en su lugar a Carlos Ochoa, con la idea darle mayor potencia al ataque.

Pero el empate no llegaba, pese a la asfixiante presión que nuestro equipo estaba ejerciendo sobre el visitante, pues tenía recuperación y desdoble, pero no contundencia en la última jugada.

A los 78 minutos se dio una serie de tiros en el área de Toluca que finalmente la zaga logra romper a tiro de esquina. Tigres seguía tocando la puerta pero no encontraba el cerrojo.

Luego el técnico hizo otro cambio para ir con todo por el gol de la igualada, sacando a Israel Jiménez para meter en su lugar a Francisco Acuña, a los 81 minutos.

Toluca tuvo un esbozo de querer merecer el triunfo que se estaba llevando, cuando Édgar Dueñas sacó un potente disparo de media distancia por fuera del poste izquierdo del arco de Cirilo.

Al final el esfuerzo quedó en la cancha; la entrega, en la camiseta, pero los puntos no se quedaron en casa debido a un golpe de suerte que tuvo el Toluca en el Estadio Universitario.

Todavía, ya en tiempo de reposición, Damián Álvarez sacó un tiro potente que pasó rozando el poste izquierdo, esfumándose el empate.

ALINEACIONES
TIGRES: Cirilo Saucedo; Israel Jiménez (Francisco Acuña, 81’), “Juninho”, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Manuel Viniegra, Jesús Molina (Carlos Ochoa, 65’), Lucas Lobos, Damián Álvarez, Danilo Verón y Héctor Mancilla.
TOLUCA: Alfredo Talavera; Diego Novarette, Osvaldo González, Martín Romagnoli, Manuel de la Torre, Néstor Calderón (Luis Arias, 76’), Diego de la Torre (Isaac Brizuela, 36’), Carlos Esquivel, Édgar Dueñas, Antonio Ríos y Jaime Ayovi (Carlos Galeana, 61’).