Estamos en la Final de Conca: ¡3-0!

ORLANDO, Florida, 19 de Diciembre.- Los Tigres de la UANL se metieron a la cuarta Final de la Liga de Campeones de Concacaf en cinco años, al vencer esta noche 3-0 al Olimpia de Honduras.

Dos goles de André-Pierre Gignac, ambos de penal, y un autogol, provocado también por el francés, fue suficiente para disputar el martes siguiente el título internacional, y de paso, el boleto al Mundial de Clubes.

EL JUEGO

Los nuestros salieron con la idea muy clara, pues así lo habían platicado unas horas antes, en la sesión de video previo a la comida: humildad ante el rival de enfrente y siempre buscar la iniciativa sin perder concentración atrás.

Apenas a los tres minutos André-Pierre Gignac sacaba tiro en el área, pegando en un defensa. Mala suerte; pero luego, a los 4’, Luis Quiñones mandaba centro que el francés no alcanzaba a cerrar.

El turno, a los siete minutos, era para el uruguayo Leonardo Fernández, quien controlaba y sacaba tiro de media distancia a las manos del arquero hondureño.

Las faltas sobre los amarillos comenzaban a ser más constantes, pues buscaban golpear a Javier Aquino, a Gignac, a Leo Fernández y Luis Quiñones, quienes eran los encargados de acelerar el ataque.

Sobre el 10’ Gignac tenía la opción a balón parado, pero su disparo se iba por fuera del poste derecho. Lo mismo sucedía a los 24 minutos, con tiro del francés a las manos del arquero del Olimpia.

Tigres estaba teniendo la pelota ante un rival que esperaba, que no tenía prisa por atacar y que buscaba cualquier error nuestro con balones largos a las espaldas de Hugo Ayala y Carlos Salcedo.

Sobre los 40’ era Guido Pizarro, otro que estaba siendo castigado por el juego brusco del rival, el que buscaba con cabezazo en el área a las manos del arquero.

Nuestro técnico Ricardo Ferretti tuvo que hacer un cambio provocado por el mismo juego violento de los hondureños, al sacar a Aquino, con golpe en la espalda, para meter a Raymundo Fulgencio, a los 42’.

Y antes del final vendría el premio a la iniciativa de los nuestros, cuando en jugada de saque de esquina el balón le quedaba a Salcedo, de espaldas, para conectar chilena, estrellar en el larguero y quedarle a Quiñones para rematar, pero Deybi Flores la tapaba con el brazo evitando el gol, pero no su expulsión y el penal.

Al siguiente minuto Gignac hizo lo que tanto ha hacho en la Liga MX y en esta Concacaf, sacando tiro a la derecha del arquero para engañarlo y hacer el 1-0 que nos daba un poco de tranquilidad.

SEGUNDO TIEMPO

Para la parte complementaria la idea era no arriesgar, pero sí seguir buscando el arco contrario, y a los 47’ Luis Quiñones se metía al área por la izquierda, mandando centro que buscaba a Leo, pero antes la zaga rompía la opción.

Luego, a los 50’, el balón le quedaba a Gignac en el área para puntear, pero el esférico salía por fuera del poste derecho.

Luis Rodríguez intentaba la individual a los 52’, por derecha, metiéndose hasta la cocina, pero le cerraban los espacios y tenía que apoyarse atrás, perdiéndose la opción.

Sobre los 54’ el Patón nos salvaba, cuando Jerry Bengston recibía sin marca y se metía al área, y cuando intentaba sacar tiro cruzado Nahuel aparecía y congelaba la jugada.

Y a los 56’ encontrábamos un premio al ser los de la iniciativa, cuando una mano en el área que tapaba centro de Ray era marcado como penal. Gignac lo hacía válido a los 57’, para un 2-0 que parecía empezaba a encaminarnos a la Final.

Fue entonces que el Tuca se decide por un segundo cambio, al sacar a Leo Fernández para meter a Nico López, a los 58’.

Fulgencio fabricaba la suya a los 63’, cuando la tomaba en tres cuartas de cancha y se metía al área para sacar tiro a las manos del arquero.

El partido era ya de Tigres, pero el rival no estaba muerto y en cualquier momento podía buscar el error nuestro, por lo que seguía metiendo gente de refresco.

El juego era totalmente nuestro, con control del marcador y del balón, que lo llevábamos de un lado a otro buscando el camino para el tercero, mismo que se nos daba a los 78 minutos, cuando Gignac mandaba centro al área y un zaguero desviaba para un claro autogol. Era el 3-0.

Todavía un minuto después tuvimos el cuarto, cuando Luis Quiñones escapaba por la izquierda y mandaba centro retrasado que Fulgencio se la acomodaba a Gignac, que sacaba tiro para estrellar en un zaguero.

Olimpia daba esbozos, como a los 84’, cuando Carlos Pineda intentaba a balón parado, pero su disparo se iba muy por encima del arco de Nahuel.

Pero Carlos Salcedo respondía para la causa de los nuestros a los 85’, con cabezazo en el área que gritaba gol, pero el arquero a una mano se lo quitaba.

Al final el triunfo fue nuestro y el pase a una cuarta Final de la Liga de Campeones de Concacaf se nos daba.

ALINEACIONES

TIGRES: 1 Nahuel Guzmán; 3 Carlos Salcedo, 4 Hugo Ayala, 5 Rafael de Souza, 10 André-Pierre Gignac, 17 Leonardo Fernández (11 Nicolás López 58’), 19 Guido Pizarro, 20 Javier Aquino (22 Raymundo Fulgencio 42’), 23 Luis Quiñones, 28 Luis Rodríguez (13 Diego Reyes 81’) y 29 Jesús Dueñas.

DT: RICARDO FERRETTI

OLIMPIA: 1 Edrick Menjivar; 2 Maylor Núñez, 3 Elvin Casildo, 15 Edwin Rodríguez (15 José Pinto 77’), 16 Johnny Leveron, 19 Yustin Arboleda (23 Jorge Álvarez 46’), 20 Deybi Flores, 25 Javier Portillo (24 Samuel Cordova 64’), 27 Jerry Bengston (30 Eddie Hernández 79’), 31 Marvin Bernardez (33 Michael Chirinos 64’)y 32 Carlos Pineda.

DT: PEDRO TROGLIO