Frío descalabro

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 25 de Enero.- Fallas al frente y una expulsión temprana hicieron que los Tigres de la UANL terminaran perdiendo 2-1 ante la UNAM, en un partido que tenían controlado.

El ritmo del juego fue intenso desde el silbatazo inicial, con unos Tigres decididos a componer su camino en el torneo, siendo más frontales en su accionar ofensivo y en la recuperación.

Dante López quiso ser el primero en ofender el arco de Sergio García, pero su remate se fue por encima del arco. Luego, a los 9’ Damián mete un balón al área buscando a Pulido, quien fue desarmado antes de sacar el tiro.

Tigres comenzaba a mostrarse mejor, a tener más la pelota y ser un equipo fuerte al frente, y a los 11 minutos lo reflejó en el marcador, que abrió Guido Pizarro con un remate de cabeza que hizo explotar al Universitario.

Damián había metido un buen balón a segundo poste que Pizarro aprovechó llegando desde atrás para empujar el balón a las redes.

Pumas quería reaccionar a los 16’, con Martín Bravo quien entró con marca y bombeó el balón lejos del arco.

A los 17’ Pulido escapaba por el centro con marca, pisaba el área y sacaba tiro que el arquero tapaba bien. Un minuto después Lobos cimbraba el travesaño con disparo de larga distancia.

Lobos tocó la puerta una vez más a los 37 minutos, cuando recibía sin marca por el centro, pero al controlar le quedó lejos el balón y sacó un tiro fácil para el arquero de los Pumas.

Un minuto más tarde José Rivas, quien había entrado por el suspendido Juninho, dio un codazo a Palacios, acción por la que fue expulsado, dejando a nuestro equipo con un hombre menos en la cancha.

Pese a la inferioridad numérica Tigres no dejaba de buscar, y a los 41’ Lobos, a balón parado, exigía al arquero para desviar a corner con un tiro potente.

Los últimos minutos la UNAM intentó despertar, adelantando líneas, pero Tigres aguantó hasta el descanso. Antes, el Tuca sacó a Edgar Pacheco para meter a Francisco Torres, bajando a Salcido a la central.

Para la parte complementaria Tigres permitió que la iniciativa fuera del cuadro visitante, dejando el contragolpe como su mejor opción para hacer el desdoble.

A los 51’ el arquero Puma soltaba un balón que buscaba Pulido, pero antes de sacar el tiro llegó Cortes para anular el peligro.

Cuatro minutos después parecía que la UNAM encontraba el empate, cuando Dante López en el área chica sacó tiro potente que el Matute atajó bien.

Luego, a los 58’, Pulido en el área se quitaba al arquero y un zaguero, pero al buscar el tercer rival fue desarmado.

A los 65 minutos, el árbitro marcó un penal que Martín Bravo hizo efectivo con disparo pegado al poste derecho. Era el 1-1 que desalentaba a todos los incomparables.

Después del gol Tigres trató de replegarse para salir desde abajo, mientras que Pumas intentaba hacer efectiva su superioridad numérica con ataque frontal.

A los 83 minutos le quedó un balón a modo al Gringo Torres, sacando tiro potente, pero por fuera del poste izquierdo. Luego, el Tuca lo sacó para meter a Lugo, con la idea de darle desdoble.

Pero todo se enfrió a los 85, cuando Bravo entró al área para clarear al Matute y hacer el 2-1.

Los últimos minutos Tigres terminó encima del rival, pero sin generar peligro que pudiera inquietar el arco de Palacios ni mover el marcador a favor.

TIGRES: Sergio García; Jesús Dueñas, José Rivas, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Carlos Salcido, Guido Pizarro, Damián Álvarez (Danilo Verón 57’), Lucas Lobos, Edgar Pacheco (Francisco Torres 45’)(Edgar Lugo 83’) y Alan Pulido.

UNAM: Miguel Palacios; Efraín Velarde, Marco Palacios, Darío Verón, Martín Romagnolli, Javier Cortes, David Cabrera (Leandro Augusto 31’), Dante López (Diego Lagos 63’), Martín Bravo, José García (Roberto Ramírez 46’) y Daniel Ludueña.