Fútbol ofensivo que no tiene recompensa

MONTERREY, 22 de Octubre.- Los Tigres de la UANL pusieron el fútbol, el esfuerzo y la emoción, pero el defensivo Monterrey le cerró los espacios, para terminar empatando sin goles en el Clásico 94.
El partido tuvo de inicio el ingrediente que ya se esperaba, con dos equipos buscando desde el primer toque el balón, y la posesión territorial, pero muy pronto fue Tigres el que tuvo el protagonismo.
A los dos minutos Damián Álvarez sacó un tiro que se fue por fuera del poste derecho, muy pegado al grito de gol.
Después, Jorge Torres Nilo recibió tarjeta amarilla, a los 4’, lo que parecía hacer que el zaguero bajara su ritmo en la marca, pero no fue así, al hacer comparsa con el resto de la zaga para tener rápida recuperación.
Danilo Verón levantó a la afición de sus gradas cuando ingresó al área por la derecha, y en diagonal retrasada cedió a Damián, pero antes la zaga desvió a tiro de esquina.
Tigres comenzaba a estar encima de su rival, a morder la marca y ser un equipo sólido del medio campo hacia atrás, y dinámico del medio campo hacia el frente.
A los 26’ el turno fue para Salcido, con tiro potente, pero a las manos del arquero rayado; luego, a los 28’, fue Torres Nilo quien inquitó la zaga visitante, pero nuevamente Orozco se interponía entre el gol.
No alcanzaba a respirar Orozco, cuando ya Lucas Lobos saca un disparo de media distancia a la humanidad del arquero. Tigres ejercía presión y no quitaba de su mente el arco contrario.
Más tarde, a los 37 minutos, Damián metió un balón al área que peinó Salcido, pero el esférico se lo encontró Orozco, quien intentó iniciar un contragolpe sin mucho éxito.
Monterrey intentaba reaccionar cuando Sergio Santana se metía al área y saca tiro por encima del arco de Palos, pero segundos más tarde Tigres regresaba la cortesía con tiro de Damián a las manos de Orozco.
Para la parte complementaria el rival intentó tener más la pelota, mientras que nuestro equipo buscaba los traslados rápidos de la pelota para pisar el área de Orozco.
A los 50 minutos un cabezazo de Salcido en el área chica, a pase de tiro de esquina, daba el aviso de que Tigres mantendría la intención de atacar y apretar en la marca al rival.
Damián se sacudió la marca a los 54 minutos en los linderos del área y sacó tiro potente que el arquero rival detuvo sin muchos problemas. Tigres seguía insistiendo.
Luego, a los 55’, Damián robó un balón en la salida, cedió a Lobos, quien pisando la media luna sacó tiro que apenas pudo controlar Orozco sobre la raya, esfumándose la opción.
Tres minutos más tarde Héctor Mancilla tocó la puerta, cuando Damián nuevamente filtró un balón por la izquierda, que un zaguero no alcanzó a romper, llegando hasta el chileno, quien apenas rebano sobre el arco de Orozco.
A los 60’ apareció el primer problema para Tigres, pues Damián sufre lesión y tiene que dejar la cancha, entrando en su lugar Alberto Acosta, jugador de la Sub 20.
Monterrey comenzó a hacer su juego más defensivo. Atrás con línea de seis, y tratando de pisar el área de nuestros Tigres en contragolpes, sin importar que la posesión fuera del de casa.
A los 69 minutos Lobos, en la individual, entró al área, se llevó la marca de dos y sacó tiro muy cruzado, lejos del poste izquierdo y de la zona de anotación.
Tigres seguía buscando, y a los 79’ Mancilla se elevó en el área a pase por la derecha de Lobos, pero el remate fue detenido por Orozco. Segundos después el turno fue para Danilo, quien sacó tiro en el área que el arquero rechazó por encima.
A los 89’ Mancilla levantó el grito en el Universitario, cuando con marca de dos se dio la media vuelta y sacó tiro por encima del arco de la escuadra visitante.
Monterrey por fin se acordó de tirar al arco, cuando a los 90’ Luis Pérez cobró falta en los linderos del área, por encima del travesaño que Palos. El partido estaba siendo injusto para los de amarillo.
Al final el empate no tuvo sabor, sobre todo porque nuestro equipo fue el que puso el fútbol y el esfuerzo.
ALINEACIONES
TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Hugo Ayala, Juninho, Jorge Torres Nilo, Manuel Viniegra, Carlos Salcido, Lucas Lobos, Damián Álvarez (Alberto Acosta 61’), Danilo Verón y Héctor Mancilla.
MONTERREY: Jonathan Orozco; Severo Meza, Ricardo Osorio, Héctor Morales, Luis Pérez, Sergio Santana, Abraham Carreño (Neri Cardozo 59’), José Lasanta, César Delgado (Walter Ayovi 77’), Sergio Pérez y Humberto Suazo.