Ganan, gustan y golean en el Clásico

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 18 de Abril.- Los Tigres de la UANL dejaron claro que van por los dos torneos, al vencer y golear a los Rayados del Monterrey en el Clásico Regiomontano edición 104.

Edgar Lugo, Rafael Sobis y Enrique Esqueda fueron los productores de un triunfo que nos hace llegar a 22 puntos en el Clausura 2015.

El duelo fraternal fue intenso, explosivo, con pelea de balón en todo el terreno de juego, típico de dos equipos que buscan el honor y orgullo de una Ciudad más que los tres puntos que la Liga MX les registra.

A los 4’ Rayados dio el primer aviso, pero Nahuel Guzmán congeló el tiro recostándose a su derecha. Parecía que los visitantes querían la iniciativa, pero al paso del tiempo fue nuestro equipo el que tenía la posesión.

El juego limpio recibió un revés a los 14 minutos, cuando Neri Cardozo le da patada a Torres Nilo cuando éste se encontraba en el suelo. El zaguero de Tigres tuvo que ser vendado de la cabeza para contener el sangrado.

Rafael Sobis aparecía a los 18’, con tiro que el arquero rayado rechazaba; y a los 24’ el Monterrey reaccionaba con disparo a balón parado a las manos de Nahuel.

El balón y el grito iban de un lado a otro, donde por momentos nadie cedía tregua en la cancha del Estadio Universitario, que registraba un lleno total.

A los 31’ Joffre Guerrón la intentaba, pero su disparo de tres dedos se iba por afuera del poste izquierdo. Luego, a los 34’, el intento era de Sobis, también por fuera del arco rayado.

El grito de los Incomparables se ahogaba cuando a los 38’ Edgar Lugo, quien tenía un buen juego, estrellaba en el poste. El gol de Tigres se esfumaba.

Casi al final del primer tiempo parecía que Dorlan Pabón tenía el gol, cuando escapaba por su lado izquierdo, pero al momento de querer tirar, apareció Hugo Ayala con tremenda barrida para tapar al colombiano.

Para la parte complementaria Tigres salió con mayor determinación. Iba y venía, sobre todo por las bandas, con un Sobis incansable y un Damián que aparecía con su segundo aire para bajar y subir.

Y a los 55’ apareció el fútbol de Tigres, cuando en el área Sobis tocaba a Damián, y éste abría a Lugo, quien la acomodó en el fondo de la red para hacer estallar a la afición incomparables. Era el 1-0 que nos ponía a soñar.

A los 60’ Guerrón la estrellaba en el poste, salvándose el arquero Orozco, mientras que Cardona no aparecía más que cuando llegó al Estadio y se encaró con la afición de Tigres. Después de ahí sólo alineó.

Tigres parecía que bajaba su ritmo, pero sólo retomaba fuerza para ir por más, y a los 83 minutos lo encontraba con gol de Sobis. Era el 2-0 que encaminaba el triunfo felino.

Y si había dudas, apareció Enrique Esqueda, ese que brilló en Perú y quien había entrado por Sobis, para sellar el triunfo y darle forma a la goleada del 3-0 ante un grito de los Incomparables, que bien mostraban al principio que sólo hay una.

Al final la pirotecnia le decía al mundo que el Clásico 104 se quedaba en casa.

ALINEACIONES

TIGRES: Nahuel Guzmán; Israel Jiménez, Hugo Ayala (Antonio Briseño 70’), José Rivas, Jorge Torres Nilo, Jesús Dueñas, Guido Pizarro, Edgar Lugo (Egidio Arévalo 70’), Damián Álvarez, Joffre Guerrón y Rafael Sobis (Enrique Esqueda 89’)

MONTERREY: Jonathan Orozco; Severo Meza, John Medina, Dorlan Pabón, Edwin Cardona (Lucas Silva 87’), Jesús Zavala, Neri Cardozo, Hiram Mier, Efraín Velarde, Luis López (Luis Madrigal 61’) y Pablo Barrera.