Heridos, pero no muertos

GUADALAJARA, Jal. / 4 de mayo.- Tras un trabajo arduo en todo el torneo que los llevó por méritos propios al superliderato del futbol mexicano, los Tigres de la UANL tuvieron una mala noche en el Omnilife, al caer 3-1 ante las Chivas y verse obligados a ganar en el Universitario por dos goles.
Nuestro equipo tiene el gran reto de componer este marcador en los 90 minutos que faltan de los Cuartos de Final del Clausura 2011.
El arranque del partido fue como se esperaba, con un Guadalajara queriendo tener la iniciativa y unos Tigres que buscaban lo que los llevó a la cima del Clausura 2011, la solidez defensiva.
Los primeros minutos fueron para los tapatíos, que a los cinco minutos encontraron un cabezazo por encima del arco de Erick Torres, apenas arriba de la anotación.
Pero nuestro equipo intentaba tener la pelota y usar las bandas para atacar, así fue como Damián álvarez filtró un balón a Lucas Lobos, quedando el argentino frente al arco, pero también en posición adelantada.
Más tarde, a los 13 minutos, Héctor Mancilla recibió por la izquierda, entró al área y cruzó potente su disparo que rechazó el arquero Luis Michel. Era la primera llegada de consideración de nuestros Tigres.
Tres minutos después el mismo Mancilla volvió a intentar en el área, esta vez directo a las manos de Michel, pero se veía que el chileno tiraría de cualquier lado de la cancha.
Tigres comenzaba a tener el balón, a meter a las Chivas en su área y mostrando equilibrio. A los 39 minutos una serie de pases no dio frutos, cuando Israel Jiménez le quedó de frente, pero en medio de cuatro rivales.
Un minuto más tarde, en jugada que parecía no llevaba mucho, y cuando mejor parado se veía a Tigres, apareció Alberto Medina por la derecha, se quitó a Torres Nilo y mandó centro a segundo palo, donde Omar Arellano cerró la pinza para anotar.
Con el 1-0 a favor nuestro rival se dedicó a perder tiempo en los siguientes ocho minutos, mientras que Tigres buscaba por las bandas, pero sin lograr pisar el área con opción significativa.
Para la parte complementaria el técnico Ricardo Ferretti hizo su primero movimiento, al sacar a David Toledo y meter en su lugar a Jonathan Bornstein.
Y antes de que el Guadalajara se acomodara, apareció Damián Álvarez para mandar centro en tiro de esquina y llegar de atrás Jesús Molina para anotar de palomita. Era el 1-1.
A los 57 minutos un avance de Lobos con Danilo creó jugada de gol, pero se esfumó en las manos de Michel.
Guadalajara intentaba tener más la pelota, buscando por el centro, donde la salida de Toledo le dio cierto control del medio campo, y a los 59 minutos encontró el gol, en tiro de esquina de Medina y cabezazo de Mario de Luna para el 2-1.
Tigres volvía a estar contra la pared y las Chivas intentaban sofocar a nuestro equipo con presión desde la salida.
Al minuto 61, Torres Nilo se plantó en el área por la izquierda y sacó potente disparo por fuera del poste izquierdo. Tigres quería el empate y no bajaría los brazos en el Omnilife.
Pero a los 63 minutos el silbante nos marcó un penal, lo que vino a mermar el ánimo de nuestro equipo un minuto después, cuando Marco Fabián venció a Palos para el 3-1.
Fue entonces cuando el Tuca decidió sacar a Bornstein para meter a Alan Pulido y buscar un poco de peso ofensivo en un partido en donde la desesperación estaba imperando.
Todavía a los 88 minutos Mancilla le dejó a Molina un balón en los linderos del área, pero el disparo del canterano se fue por encima de Michel, quien antes había hecho una atajada a Damián.
Al final el esfuerzo en esta primera parte de los 180 minutos no fue suficiente, pero aún queda el duelo en el Estadio Universitario, donde nuestro equipo buscará ganar por dos goles de diferencia.

ALINEACIONES
GUADALAJARA: Luis Michel; Omar Esparza, Héctor Reynoso, Mario de Luna, Jonny Magallón (Miguel Ponce, 20′), Patricio Araujo, Xavier Báez, Marco Fabián, Omar Arellano, Alberto Medina (Edgar Mejía, 78′) y Erick Torres (Jesús Sánchez, 63′).
TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Juninho, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Jesús Molina, David Toledo (Jonathan Bornstein, 46′) (Alan Pulido, 73′), Lucas Lobos, Damián Álvarez, Danilo Verón y Héctor Mancilla.