Javier Aquino, ejemplo de que los sueños se cumplen

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA | Martes 24 de mayo de 2016.- Allá por 1990, en San Francisco Ixhuatán, Oaxaca, de apenas 4 mil habitantes, nació Javier Ignacio Aquino Carmona. Ahí, Aquino dio sus primeros pasos, siempre rodeados de futbol. Sus paisanos estaban acostumbrados a heredar los oficios y las vidas de sus padres, pero Javier tenía en mente algo muy diferente.

Aquino quería comerse el mundo, no veía las cosas como el resto de sus amigos, soñaba con dejar el pueblo algún día y convertirse en el primer futbolista profesional de ese lugar, los amigos intentaban frenar sus sueños recordándole que de San Francisco Ixhuatán nadie salía, pero él hizo suyos todos los elogios que le lanzaban en los campos de juego cuando tomaba un balón.

“Cuando estaba en mi pueblo todos decían que jugaba bien y tenía condiciones, pero obviamente mucha gente tampoco creyó, porque allá en el pueblo he visto gente que tiene mucho talento pero que  siempre pensó en quedarse ahí, trabajar ahí, reproducirse ahí, hacer un ciclo ahí y yo tenía que romper esa estampa que veía y salir… dejar a mi familia”, explica el oaxaqueño.

Sus dotes de futbolista se las agradece a un ser superior, pero también le da reconocimiento a su padre, quien siempre hizo lo posible por inculcarle el amor por ese deporte, formando cuanto equipo de niños pudiera para que él y su hermano tocaran el balón y se prepararan para el futuro.

Javier no olvida sus raíces, las tiene bien presentes en cada respuesta que da. Agradece a sus padres el apoyo que le dieron y no sólo a ellos, también recuerda con cariño a sus amigos, a la gente que lo rodeó y al entorno que lo hizo ser quien es hoy.

“La llegada a mi pueblo es muy bonita, el recibimiento que me hace la gente, soy el único jugador salido de ahí y que ha logrado llegar a Primera División, y la verdad que siempre me reciben de una manera increíble, sobre todo los niños. Me gusta mucho ser un ejemplo para ellos, ser alguien a quien puedan admirar porque yo cuando era chico y vivía ahí admiraba gente y quería ser como mis ídolos. Ahora que tengo la oportunidad de ser alguien para ese pueblo yo me siento feliz de ir ahí, de recordar un poco de cuando era chico”, expresó el ahora jugador de los felinos.

Aquino nació en un año con muchos cambios sociales que han marcado la historia del mundo, en 1990 liberaron al líder sudafricano Mandela después de 27 años de estar preso; acabó el régimen militar chileno de Augusto Pinochet; Irak invadió Kuwait desatando la guerra del Golfo Pérsico, y se reunificaron las dos alemanias, entre otras cosas.

“Me sorprende saberlo, qué suerte que me tocó nacer en ese año. Uno no elige, pero Dios me puso ahí y a lo mejor eso me lleva a que tenga una personalidad fuerte y que cuando salgan imponderables aprenda a resolverlos”, indica con orgullo y una sonrisa en el rostro.

Debutó en la Primera División el 23 de julio del 2010 jugando para Cruz Azul, y el oaxaqueño tiene muy presente que ese día fue uno de los más felices de su vida, dado que significó darse cuenta que los sueños podían cumplirse y que había valido la pena dejar atrás su pueblo y demostrarle a todo mundo que se podía aspirar a ser un jugador de Primera División.

Hoy, después de seis años de aquel momento, y de pasar por Cruz Azul, Villarreal y el Rayo Vallecano, considera que en Tigres se encuentra mucho más maduro y se siente un jugador mucho más completo y con la experiencia necesaria como para brindar actuaciones diferentes.

“Es diferente porque cuando estaba en Cruz Azul acababa de cumplir 20 años y ahora con cinco años de experiencia se van reflejando en el campo, ya no estás tan acelerado, antes te quieres comer la cancha , y ahora hay que ser inteligente, frenar un poco, ver a compañeros en mejor posición”, comenta Aquino sobre su evolución.

Por último, reconoce que siempre creyó que la banda derecha era la mejor posición que podía desempeñar en su carrera, porque es la que lo vio debutar y desarrollarse, pero hoy en día, que en Tigres el técnico Ricardo Ferretti decidió colocarlo por la banda izquierda y ahí ha tenido un alto desempeño, ya duda de cuál es su lado preferido.

“En el momento en el que me tocó jugar por la derecha siempre creí que ésa era mi mejor posición, me gustaba mucho ir por derecha, centrar, siempre me identifiqué con esa posición, y ahora que llegué aquí, el ‘Tuca’ me cambió al lado izquierdo y ahora ya le agarré gusto y ya no sé en cuál  me gustaría jugar más”, recordó el oaxaqueño.

Los números de Aquino

JJMJPCPIEPDRTDPRJBRFC
171,41064719576.8%181.9 k . m.11.6 k. m.25420

Nomenclatura: JJ.- Juegos Jugados; MJ.- Minutos Jugados; PC.- Pases Completos; PI.- Pases Incorrectos; EP.- Efectividad en Pases; DRT.- Distancia Recorrida en el Torneo; DPRJ.- Distancia Recorrida por Juego en el Torneo; BR.- Balones Recuperados y FC.- Faltas Cometidas