José Rivas es Tigre hasta la médula

“Tigres significa todo”, así piensa José Rivas del equipo en el que ha militado toda su carrera profesional, que le permitió conocer a la que hoy es su esposa y lo ha llevado a vivir experiencias increíbles dentro y fuera del campo.

“Fue el Club que me abrió las puertas para ser profesional, son los que me han dado todo, a esto me refiero con cuestiones profesionales, materiales y personales. A mi esposa también la conozco por medio de ellos. Es todo para mí, es el Club en el que me quisiera retirar, yo soy de esos que piensa que si debuté con ellos ahí me gustaría retirarme”, expresó ‘La Palmera’ a La Revista Digital de la Liga en su última edición.

El jugador, nacido en Veracruz, platicó de sus inicios en el futbol, del presente, del buen momento por el que atraviesa y de lo que ha significado el club que lo vio nacer profesionalmente un 14 de noviembre del 2004 en un partido ante el Santos Laguna.

Aquí te presentamos un extracto de la charla y podrás checar el resto en la edición digital de la revista en http://www.revistaligabancomermx.com

¿Qué opinas de la afición de Tigres?

“No porque juegue en este Club, pero para mí es la mejor afición de México, no cualquier afición va a verte en donde juegas sin importarles nada, ellos van a Argentina, Bolivia, etc. Siempre están en las buenas y en las malas como dirían”.

¿Qué significó para ti, como defensa, meter el gol que dio el pase a Semifinales de la Copa Libertadores?

“Fue y ha sido uno de los mejores momentos de mi carrera. Significa mucho el resultado y el que yo como defensa haya metido el gol, fue un momento muy feliz. En ese momento saqué todo porque de pronto uno se guarda mucho. Celebré tan efusivamente por todo lo que significó, algo muy bonito que me pasó”.

¿Cómo los motiva Ricardo Ferretti para enfrentar un duelo como éste?

“Él no es mucho del estilo motivador, habrá otros entrenadores que sí sean así, pero él no es tanto de eso. La clave fue que en el momento de la plática dijo que tomáramos el partido como si fuera la Final, que nosotros no teníamos otra carta que pelear; era nuestra oportunidad con la afición, directiva y equipo. De hecho escribió en un papel “Hoy es la Final”, así fue como nos mentalizamos que el partido era eso, una Final”.

¿Qué tan grande fue la responsabilidad de ocupar el lugar que dejó Juninho?

“Lo he disfrutado, a mi edad y por el tiempo que llevo aquí en el Club ya no era demostrar, era más un reto personal conmigo porque llevaba un tiempo sin jugar. Cuando llega la lesión de Juninho, previo a la Semifinal, para mí era un arma de doble filo en el aspecto de que si hubiera cometido un error y no hubiésemos llegado a la Final, la misma afición me hubiera acabado un poco con comentarios, que gracias a Dios hoy han sido positivos, ha salido todo bien y ha sido muy motivante para mí, lo he disfrutado en cada partido”.

¿Cuál ha sido el momento más difícil de tu carrera?

“Fue en el 2006 cuando tuve muchas lesiones que me dejaron casi dos años fuera de las canchas, ése ha sido el más difícil en toda mi carrera. De ahí podemos partir a muchos cambios de entrenadores, muchos te conocían, otros no y traían a su gente, lo que lo volvía complicado. Tanto eso como el momento en que estuvimos a punto de ir al descenso, son momentos difíciles en mi carrera”.

¿Por qué te apodan ‘La Palmera’?

“’La Palmera’ me lo puso en el 2004 Gustavo Campagnuolo, un portero argentino que trajo Nery Pumpido. La razón fue porque siempre he sido muy flaco y antes tenía el pelo largo, cuando éste se me esponjaba él me empezó a decir ‘Palma’. Al principio no me gustaba, pero ya con los años te vas acostumbrado y ya hoy en día la gente me conoce más así que por mi nombre”.