Levantan la mano y piden la Liguilla

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 20 de Octubre.- Los Tigres de la UANL levantaron la mano para estar en la Liguilla, al aplastar 5-0 a los Pumas de la UNAM, ante un repleto Estadio Universitario.
La tarde empezó prometedora, pues las gradas una vez más se llenaron con el grito de “Vamos Tigres, te quiero ver campeón otra vez”, al mismo tiempo que en la cancha nuestro equipo desplegaba buen futbol.
Un once más completo, al regresar Hugo Ayala, Juninho y Alan Pulido luego de haber estado lesionados, es el que paró el técnico Ricardo Ferretti ante unos Pumas que parecían darían una fuerte pelea desde el inicio.
Pero pronto, a los 15 minutos, Tigres abrió el marcador con algo de suerte, ésa que le había hecho falta en partidos anteriores: Elías intentó tirar a gol, pero le salió pase a Juninho, quien sacó potente disparo que estrelló en un defensa, que luego se anidó en las redes-

Era el 1-0 que encendía una pasión incomparable en las gradas, y le daba cierta confianza a Tigres.
Pero a los 21’, Alberto Acosta, quien sustituyó por la izquierda a Damián Álvarez, quien está suspendido por acumulación de tarjetas amarillas, hizo la individual, se quitó a uno, sacó tiro que pasó a un zaguero y luego al arquero. Era el 2-0 que enloquecía al Universitario.
Luego, a los 27’, Acosta nuevamente hizo la individual por la izquierda, sacando tiro pegado al poste derecho, para dejar sin oportunidad al arquero rival y hacer el tercero de la noche.
En menos de media hora Tigres ya ganaba 3-0, lo que daba la impresión que el resto de la noche sería azul y amarillo.
A los 39’ Elías quisó tomar su turno, con tiro potente, pero por encima del travesaño, y luego, a los 42’, Pumas intentó reaccionar con tiro a balón parado de Martín Bravo, pero sin peligro para Enrique Palos.
El arranque del segundo tiempo fue para los rivales, que apenas al primer minuto inquietaron el arco de Palos, quien se equivocó y dio a Luis García, quien sacó tiro desviado del poste derecho de Tigres.
Pumas hizo lo obvio, que era ir por la posesión, para luego intentar el desdoble que les pudiera dar algo más, mientras que Tigres buscaba el contragolpe que les diera un cuarto gol.
Hasta que a los 60 minutos, el español de Tigres persiguió un balón por la derecha, mandó centro, el arquero rechazó mal, Pulido recentró y Acosta mató para el 4-0 de la noche, y tercero en su cuenta personal.
Un minuto más tarde Tigres hizo su primer cambio obligado, al salir Juninho por cansancio muscular, pues venía saliendo de una lesión; en su lugar entró José Rivas.
Y a cinco minutos de haber entrado, Rivas tocó la puerta cuando en jugada de tiro de esquina se elevó en el aire para conectar de cabeza, pero sobre la raya el Pikolín salvó y evitó el quinto.
A los 68 minutos el Tuca sacó a Luis García para meter a Taufic Guarch. Con su entrada Tigres jugó más de 20 minutos con 11 mexicanos, seis de ellos canteranos.
El ritmo del partido comenzó a caer. Tigres, ya con el marcador holgado, sólo se dedicó a cuidar el resultado y a buscar cualquier opción que se diera sin arriesgar de más, mientras que Pumas trató, pero sin éxito.
Tigres terminó por matar a los 82 minutos, cuando Bravo la perdió ante Pulido, éste cedió a Elías, quien entró por el centro con marca, pero ante la salida del arquero tocó a las redes para el 5-0.
Tras este triunfo el equipo pensará en el partido de la Concacaf, del próximo miércoles, pues se requiere del triunfo ante la Liga Deportiva Alajuelense para avanzar a los Cuartos de Final de la Liga de Campeones de la zona.

ALINEACIONES
TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Juninho (José Rivas 61’), Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Jesús Dueñas, Carlos Salcido, Alberto Acosta, Elías Hernández (David Toledo 84’), Alan Pulido y Luis García (Taufic Guarch 68’).
UNAM: Miguel Palacios; Efraín Velarde, Marco Palacios, Darío Verón (Fernando Espinoza 79’), Luis Fuentes, Javier Cortés (José Nieto 80’), Martín Bravo, Jehu Chiapas, José García, Luis García y Eduardo Herrera (Carlos Orrantia 49’).