Mantienen cima y goles: 3-1

CANCÚN, 13 de Enero.- Los Tigres de la UANL se mantienen en la cima de la Liga MX, al vencer esta noche 3-1 al Atlante en un Estadio Andrés Quintana Roo que parecía el Universitario.

Unos 2 mil aficionados con la camiseta amarilla fueron testigos del primer triunfo del “Tuca” en Cancún, y el número 500 en la historia de nuestro equipo en Primera División.

Tigres tuvo un arranque con personalidad, teniendo la pelota, dándole circulación por la cancha, mostrando mayor deseo de ir al frente que el rival y pisando el área.

A los dos minutos Carlos Salcido probó al arquero Jorge Villalpando, con tiro a las manos. Luego, a los 5’, el turno fue para Danilinho, con disparo suave a las manos del portero.

Los Potros se veían desconcertados, y más cuando a los 11 minutos Damián Álvarez abrió el marcador, en jugada que inició Lucas Lobos, siguió José Rivas, quien tomó el lugar del lesionado Torres Nilo, y finalizó el naturalizado.

Ya con el marcador a favor parecía que la noche no sería tan complicada para nuestro equipo, pero poco a poco permitió que el Atlante comenzara a despertar, a tocar más y a presionar en la salida.

A los 16 minutos Rivas regresó a tiempo para desarmar a Paredes, quien en el área se disponía a matar a Palos. Tres minutos después Israel la deja en Paredes, pero el atlantista no supo definir.

Poco a poco el rival estaba creciendo, aún así Damián tocó de nuevo la puerta a los 26’, en escapada por la izquierda, pero antes de pisar el área sacó disparo que se fue por encima del arco.

A los 37’ Paredes sacó tiro por fuera del poste izquierdo, luego a los 39’ Diego Jiménez disparó potente en el área para que Palos rechazara, y a los 40’ vino el gol de la igualada.

Paredes, en clara falta sobre Juninho, supera al brasileño en el área y bombea a la salida de Palos para empatar.

Esto provocó que Tigres buscara reaccionar; primero a los 44’ con tiro de Lobos que se se fue por fuera del poste derecho, y luego, ya sobre el final de la primera mitad, en lo que iba a ser un golazo de Damián, el arquero Villalpando, a una mano, desvió a tiro de esquina.

Para la parte complementaria Atlante arrancó fuerte, pues a los 46 minutos, aunque en jugada en fuera de lugar, Paredes nuevamente tocó la puerta de Palos, pero su tiro-centro se fue a saque de meta.

Y a los 52 minutos Lobos escapaba, por lo que es derribado en los linderos del área. En la siguiente jugada el capitán cobra al ángulo superior derecho para hacer el 2-1 que regresaba a Tigres al control del juego.

Los cerca de dos mil seguidores de Tigres estallaron de felicidad en las gradas, coreando el nombre del argentino, quien apenas el miércoles presenció el nacimiento de sus mellizos, Mateo y Lucía.

El gol le dio el empuje necesario a nuestro equipo para retomar la iniciativa en la cancha, teniendo más la pelota y buscando el tercero.

A los 59 minutos Rivas tuvo que dejar la cancha por un golpe en la rodilla derecha, entrando Manuel Viniegra al medio campo y colocándose Dueñas en la lateral.

Lobos iba a hacer un golazo a los 61 minutos, cuando vio adelantado al arquero Potro y sacó tiro de media cancha que buscaba el ángulo, pero Villalpando se recuperó y evitó la anotación.

Un minuto más tarde Diego Ordaz es expulsado por dura falta sobre Damián, recibiendo la segunda amarilla, por lo que parecía que el camino de Tigres mejoraba en Cancún.

Lobos tocó la puerta a los 63’, cuando a balón parado y con finta de Juninho sacó tiro que pasó por fuera del poste derecho, a escasos centímetros de la red.

Danilinho, por su parte, levantó las manos a los 75 minutos, cuando escapó por la derecha, entró al área y sacó tiro potente que dejó sin oportunidad a Villalpando para el 3-1 que parecía marcaba el triunfo en el Andrés Quintana Roo.

A los 81 minutos Luis García, quien había relevado a Lobos, conectó de cabeza a pase por la izquierda de Damián, pero Villalpando aguantó y evitó la cuarta anotación.

Casi al final el “Tuca” se decidió por el último cambio, sacando a Damián y metiendo en su lugar a Elías Hernández, quien fue recibido con aplausos por la afición que llegó al Andrés Quintana Roo desde Monterrey.

Todavía, a los 87 minutos, Villa tuvo el cuarto, cuando Danilo, en jugada individual, habilitó al argentino en el área frente al arquero, pero su tiro es bien tapado por Villalpando.

Un minuto después la historia se repitió, cuando Villa, frente al arco, sacaótiro, pero Villalpando, quien parecía ya vencido, se levantó para evitar el gol.

Al final el festejo en las gradas de la ola amarilla no se hizo esperar, al ver a su equipo levantar de nuevo el triunfo, llegando a seis puntos en el Clausura 2013, con seis goles a favor y uno en contra.

ALINEACIÓN

ATLANTE: Jorge Villalpando; Luis Venegas, José Castro, Christian Maldana, Arturo Muñoz, Diego Jiménez (Jerónimo Amione 73’), Sergio Nápoles (Oscar Rojas 65’), Carlos Calvo, Diego Jiménez, Diego Ordaz y Esteban Paredes.

TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Hugo Ayala, Juninho, José Rivas (Manuel Viniegra 59’), Carlos Salcido, Jesús Dueñas, Damián Álvarez (Elías Hernández 86’), Danilo Verón, Lucas Lobos (Luis García 79’) y Emanuel Villa.