Noche triste en el Universitario

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 6 de Octubre.- Lo que parecía un reencuentro con el triunfo, terminó siendo la peor noche del torneo para los Tigres de la UANL, al caer 2-1 ante el Puebla.
Nuestro equipo salió con la firme idea de buscar el gol, de reencontrarse con el futbol que devuelva la esperanza de alcanzar nuevamente una Liguilla, y regresarle la confianza a su afición.
Apenas a los dos minutos Lucas Lobos tocó la puerta, cuando sacó tiro potente que el arquero rechazó. El balón parecía que se elevaba para entrar al arco, pero la opción se esfumó a tiro de esquina.
Tigres tenía la pelota y era el de la iniciativa, ante un rival que se vio de inicio que venía a no perder.
Con Damián por la izquierda, Luis García por el centro y Lobos por la derecha junto a Elías era como Tigres mantenía la mira puesta en el arco contrario, sin renunciar a buscar el tanto.
Y así, a los 13 minutos, una pared entre Damián y el español le dio a Tigres el ansiado gol, al quedar el naturalizado frente al arquero y sólo tocar a la izquierda, pegado al palo, para hacer el 1-0.
El júbilo fue total, pues renacía la idea de volver a posición de Liguilla: dentro de primeros ocho del Apertura 2012.
A los 24’ el turno fue para el español; luego, a los 25’, Lobos sacó tiro que apenas pudo el arquero aguantar. Era el momento de Tigres, ante un rival que prácticamente no proponía nada.
Luis nuevamente a los 37 minutos quedó frente al arco, pero su disparo fue desviado por el arquero. A los 43’ otra vez el español tomó su turno, al disparar apenas por fuera del poste izquierdo.
Y ya al final, sobre el 45’, Jesús Dueñas perdona el segundo, cuando en el área le queda el balón y saca tiro por encima del larguero.
Para la parte complementaria el ritmo fue el mismo, y la tónica también, Tigres atacando y Puebla aguantando y buscando casi de milagro el empate.
A los 55’ Damián tomó la iniciativa y se quita la marca de un zaguero, quedando con posibilidad del disparo, pero el arquero alcanza a desviar a tiro de esquina.
Luego, a los 56’, la jugada en el área entre García, Elías y Lobos, a que culminó en tiro del capitán fue congelado por el arquero poblano, que comenzaba a ser parte importante atrás.
Y casi sin buscarlo, a los 62 minutos, el Puebla encontró el empate parcial, cuando en jugada a balón parado Jesús Chávez, hecho en la cantera felina, se elevó y conectó de cabeza para hacer el 1-1.
La noche se complicaba para nuestro equipo, que estaba siendo despojado inmerecidamente del triunfo ante su propia afición, que no se cansaba de apoyar a los suyos.
El Tuca se decidió por el primer movimiento, sacando a Elías y metiendo a Alberto Acosta, a los 77’, buscando más penetración al área rival.
Pero Toloza mataba la noche, a los 78 minutos, cuando en el área grande sacó un tiro pegado al poste izquierdo, sin que Palos pudiera hacer algo para evitar la voltereta en el Universitario.
Acosta levantó la mano y sacó tiro a los 80’ que gritaba gol, pero el arquero alcanzó a rechazar para mantener vivo a su equipo.
Al final la frustración nos inundó, y sólo nos queda seguir peleando en las cinco fechas que quedan para buscar algo más en el Apertura 2012.

ALINEACIONES
TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Carlos Salcido, Alonso Zamora, Jorge Torres Nilo, Manuel Viniegra (Edno Cunha 83’), Jesús Dueñas, Elías Hernández (Alberto Acosta 77’), Damián Álvarez, Lucas Lobos y Luis García.
PUEBLA: Víctor Hernández; Jaime Durán, Jesús Chávez, Jorge Gastelum, Diego de Buen, Matías Abelairas (Aldo Polo 59’), Herminio Miranda, Edinson Toloza, Brayan Martínez (Roberto Juárez 67’), Isaac Romo (Gustavo Alustiza 54’) y Efraín Dimayuga.