Pese a la lluvia el trabajo no para

ZUAZUA, 2 de Enero.- La lluvia provocó el cambio de sede y que el entrenamiento se retrasara, pero no evitó que los Tigres de la UANL mantuvieran intacto su trabajo de cara al arranque del Clausura 2013.
Para cuidar la cancha del Estadio Universitario, el técnico Ricardo Ferretti ordenó que el entrenamiento se trasladara a La Cueva, de Zuazua, por lo que tuvo que iniciar hasta las 10:30 horas.
Incluso Jorge Torres Nilo llegó unos minutos tarde, pero sin afectarle el trabajo que hoy haría con el grupo de cara a enfrentar, este sábado, a los Jaguares de Chiapas, dentro de la jornada uno del torneo.
De esta forma, pese a la lluvia constante y el frío el equipo trabajó en lo físico y futbolístico en sus canchas de entrenamiento sin muchos contratiempos.
Tigres entrenó en el Universitario el lunes, haciendo partido de interescuadras, por lo que dejó para hoy lo técnico-táctico de la semana, todo bajo la vigilancia del Tuca.