Reacción que no alcanza

GUADALAJARA, 2 de Octubre.- Los Tigres de la UANL tuvieron reacción, pero no la suficiente en el Estadio Omnilife, donde cayeron 2-1 ante un Guadalajara que terminó pidiendo el final del juego.
Los primeros minutos del partido daba la impresión de que nuestro equipo podría con el trámite del partido, pero poco a poco fue perdiendo ese futbol colectivo que lo ha caracterizado.
Sin embargo, a los tres minutos el español Luis García tuvo el gol, cuando escapó por el centro, con marca, entró al área, pero el esférico le quedó largo y Luis Michel salió para romper el peligro.
Un minuto después Lucas Lobos mandó centro por la derecha que no encontró receptor. Parecía que Tigres tenía argumentos ofensivos.
Pero un minuto más tarde el Guadalajara tocó la puerta, cuando Rafa Márquez fusiló a Enrique Palos, pero éste aguantó y evitó el gol, quedando a la deriva, para que Israel llegara a romper.
A los ocho minutos Elías mandó centro que buscaba a Luis, pero antes la zaga intervino para romper el peligro. El juego comenzaba a ser por momentos de ida y vuelta.
Tigres intentaba controlar, pero sus pases cortos comenzaron a ser erráticos, con cierta falta de concentración en las tres líneas.
A los 16’ Xavier Báez sacó tiro desviado, luego Damián, a los 21’, en el área la intentó controlar y dejar a Luis, pero la zaga rompió, para que a los 22’, de cabeza, Márquez hiciera el gol.
Después de la anotación Tigres tuvo intentos, como el de Lobos a los 27’, pero su centro retrasado no pasó a mayores.
Y por si la noche no fuera ya mala, a los 29 minutos Hugo Ayala tuvo que salir por lesión, rompiendo su racha de más de ocho mil minutos jugando consecutivamente. Su lugar fue tomado por Salcido y Jesús Dueñas entró a la media cancha.
Nuestro equipo comenzaba a sufrir en su salida, ante un Guadalajara que poco a poco quería crecer, sin embargo a los 42’ Damián tocó la puerta, mandando centro que Luis no conectó y que Michel se voló, pero el balón se fue por fuera del poste izquierdo.
Para la parte complementaria el ritmo fue parecido, y los intentos de nuestro equipo también, pero sin encontrar lógica a lo que buscaban en la cancha.
Y a los 62 minutos, Salcido no revienta bien un balón, le quedó a Márquez, éste sacó tiro y Palos rechazó, pero le cayó a Luis Morales, quien venció el arco de nuestro equipo para el 2-0.
Un minuto después Lobos quiso hacer reaccionar a Tigres y estrelló un balón en el travesaño, en lo que parecía una anotación.
En un intento de buscar mayor fuerza ofensiva, el Tuca mandó a la cancha a Alan ¨Pulido, sacando a Viniegra, y acomodó a Elías en la labor de recuperación en medio campo.
Elías quiso sorprender a los 73 minutos, con tiro de larga distancia que Michel alcanzó a desviar, para luego estrellarse en el larguero.
Más tarde, a los 79 minutos, Damián mandó centro por la izquierda, encontrando a Pulido en el área, quien de cabeza marcó para meter en la pelea a nuestro equipo. Era el 2-1.
El tanto hizo despertar a nuestro equipo, que comenzó a tener posesión y recuperación de la pelota, con llegadas por ambas bandas, despertando la esperanza de sacar algo más.
Elías lo buscó a los 84’, con disparo de media distancia que Michel apenas y pudo rechazar.
Los últimos minutos era de apretar, buscas e insistir, para tratar de hacer que la reacción valiera la pena, pero el Guadalajara se replegó bien atrás, evitando cualquier cercanía con el empate.

ALINEACIONES
GUADALAJARA: Luis Michel; Omar Esparza, Héctor Reynoso, Víctor Perales, Miguel Ponce, Patricio Araujo, Jorge Enriquez, Jesús Sánchez, Xavier Báez (Luis Morales 29’), Rafael Márquez (Jesús Padilla 74’) y Erick Torres (Christian Álvarez 85’).
TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Hugo Ayala (Jesús Dueñas 29’), José Rivas (Alberto Acosta 88’), Jorge Torres Nilo, Manuel Viniegra (Alan Pulido 70’), Carlos Salcido, Damián Álvarez, Elías Hernández, Lucas Lobos y Luis García.