Se arranca con empate: 1-1

MONTERREY, 23 de Julio.- Los Tigres de la UANL no pudieron arrancar el Apertura 2011 con un triunfo, al empatar 1-1 ante el Cruz Azul, en una tarde el ambiente previo se vistió de azul y amarillo.
El partido tuvo un arranque prometedor en cuanto a intensidad y espectáculo, pues en la cancha se estaban topando dos equipos que no renunciaban a ningún balón, sobre todo en zona ofensiva.
Y en las gradas, formándose un mosaico gigante azul y amarillo, para luego hacer la ola con nuestros colores, la afición se contagió del equipo.
Sin embargo fue Tigres el de la iniciativa siempre, más que nada por la localía, pero Cruz Azul no dejaba de ser un equipo peligroso con Emmanuel Villa y Hugo Droguett.
A los 13 minutos parecía que la puerta se abría para nuestro equipo, cuando Héctor Mancilla controló en el área y fue derribado, el árbitro marcó penal, pero el juez de línea dos lo corrige y decreta fuera de lugar del chileno.
La Máquina no bajaba los brazos, y ante la insistencia de Tigres adelantó líneas y le funcionó a los 19 minutos, cuando Javier Aquino quedó en el área frente a Enrique Palos, cruzó el tiro, el arquero alcanza a rechazar, pero no a desviar, anotando el 1-0 para los celestes.
Parecía que la tarde se complicaba para el equipo que dirige Ricardo Ferretti, sobre todo porque los pases empezaban a fallarse en medio campo, incluso, a los 25′, José Rivas, quien sustituyo al suspendido Juninho, salvó de la línea lo que era el segundo parea Cruz Azul.
Después de ahí Tigres comenzó a mejorar, a tocar más el balón en territorio visitante y a inquietar a la zaga celeste.
A los 33′ Danilo Verón sacó tiro por fuera del poste derecho, luego, a los 36, Manuel Viniegra conectó de cabeza en el área el esférico, pasando por fuera del poste izquierdo.
Tigres insistía y a los 38 minutos Héctor Mancilla quedó franco con el balón, entró al área y ante la salida de Yosgart Gutiérrez punteó pegado al poste izquierdo para empatar y encender la locura en el Universitario.
Un minuto después Damián Álvarez escapó por la izquierda, se quitó a un zaguero y mandó centro que Israel Jiménez prendió de volea, rasguñando el poste derecho, pero por fuera de la línea de gol.
Para la parte complementaria ambos equipos salieron con la misma idea, y sin hacer cambios.
Pero Tigres fue el más decidido a ir al frente, con Damián por la izquierda y Danilo por la derecha, con un Lucas Lobos por el centro, pero un tanto errático, sobre todo al tener el balón.
A los 61 minutos Manuel Viniegra recibió retrasado el balón, y en los linderos del área sacó tiro que Yosgart alcanzó a rechazar a un costado, evitando el segundo para los Tigres.
Luego, a los 65′, Damián escapó por la izquierda, centró raso, pero el arquero interceptó antes de que Toledo hiciera contacto.
El tiempo pasaba y Tigres seguía sin encontrar el camino, sin embargo seguía insistiendo, aunque frente a un rival que buscaba cualquier error del rival para hacer daño sobre el arco de Palos.
A los 86′ Villa entró al área por la derecha, y cuando se disponía a matar, cerró Hugo Ayala para desarmarlo y enviar a tiro de esquina.
Al final el marcador ya no se movería, aún y cuando Tigres se mantuvo como el de la iniciativa, no encontró el camino para el gol que le diera su primer triunfo del Apertura 2011.