Se declaran listos

PACHUCA, 19 de Noviembre.- Con un entrenamiento ligero, donde reinó el buen ambiente y la disposición del plantel, los Tigres de la UANL cerraron su preparación para enfrentar al Pachuca. El equipo tuvo el desayuno de 8:00 a 10:00 de la mañana, y a las 10:30 ya estaban en la cancha principal del Tecnológico de Monterrey, campus Pachuca, donde el calentamiento se dio con el tenis-balón. Se pudo observar que Damián Álvarez está totalmente recuperado de su lesión, por lo que es muy probable que esté en el cuadro titular la tarde de este domingo, en el partido de ida de los Cuartos de Final.

Esta vez no hubo acceso a los Medios de Comunicación, pero los que llegaron desde Monterrey pudieron seguir desde fuera el entrenamiento, pues la cancha daba hacia la avenida principal. Mientras que por un lado el equipo competía en el tenis-balón, por el otro, Hugo Hernández, auxiliar técnico, intentaba hacerle gol a Vicente Munguía, entrenador de arqueros. Luego del tenis-balón, el Tuca ordenó la tradicional cascarita de un día antes del partido, en el que Héctor Mancilla y Lucas Lobos fueron los arqueros. Fue entonces donde el buen ambiente salió a flote, pues si bien el balón se disputaba como si se tratase de un partido formal, los chistes y las bromas no dejaban de aparecer.  Al final el equipo de Mancilla fue el ganador, siendo Hugo Ayala quien hiciera el gol del triunfo, por lo que le hicieron bolita y luego Aarón Fernández intentó cargarlo en sus hombros, pero no pudo.          Tigres se declaró listo para el juego de ida de los Cuartos de Final del Apertura 2011.