Se escapa el triunfo en el minuto 95

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 2 de Marzo.- Sobre el minuto 95, los Tigres de la UANL dejaron ir el séptimo triunfo del torneo, al empatar 1-1 ante los Monarcas Morelia.
Tigres ganaba 1-0 hasta el minuto 94, pero en la última jugada Carlos Ochoa apareció en el área para vencer a Palos.
Tigres encontró un partido intenso, complicado y nada cómodo desde el silbatazo inicial del árbitro Francisco Chacón, ante un rival que mordía la marca en todo momento.

Aún así la iniciativa siempre la buscó el conjunto que dirige Ricardo Ferretti, tocando y abriendo la cancha por ambas bandas, sobre todo por la pradera de Damián Álvarez y Jorge Torres Nilo.

El grito de injusticia se escuchó a los ocho minutos, cuando Luis García fue derribado en los linderos del área, aunque pareció que había sido dentro, por lo que el silbante Chacón se disponía a marcar penal, pero el juez José Alfredo López lo corrigió.

La jugada siguiente fue un balón que inquietó a Federico Vilar, pero no tanto como para ponerlo nervioso.
Morelia reaccionaba a los 10’, cuando Joao Rojas sacaba remate de cabeza a las manos del arquero Palos.

Tigres continuaba empujando, pero sin encontrar el camino, pese a que a los 18 minutos una serie de rebotes ahogaba el grito de gol, hasta que la zaga michoacana la romp.

A los 24’ Palos tuvo que emplearse a fondo para mantener el cero, ante el disparo peligroso de Jefferson Montero.

Y tres minutos más tarde el Universitario estallaba en júbilo, cuando a balón parado por la izquierda, Lucas Lobos cobraba directo al arco, sorprendiendo a Vilar, quien tuvo que sacarla de adentro. Era el 1-0 para nuestro equipo.

A los 30’ Lobos vio adelantado a Vilar y desde media cancha mandó un fogonazo que por momentos parecía que se dirigía a gol, pero el balón no bajó y se fue por encima del larguero.
Morelia no alcanzaba a tener la pelota ante un dominio de Tigres que no dejaba de ser el de la iniciativa.
Pero para la parte complementaria el rival quiso ser más, y de entrada comenzó a tener más la pelota y buscar insistentemente el arco de Palos, ante unos Tigres que dejaban el contragolpe a velocidad como su mejor alternativa de ataque.
Fue entonces cuando el Tuca comenzó a mover sus piezas, sacando a Luis García, quien tuvo una discreta actuación, entrando Alan Pulido; más tarde salió el Gringo Torres y entró Jesús Dueñas.

Tigres buscaba tener la pelota, pero no hilvanaba un buen despliegue ante un Morelia que daba la sensación de poder alcanzar al superlíder del futbol mexicano.

A los 82’ un error defensivo le abrió la opción a Mancilla, quien quiso hacer la individual, pero decide abrir a Joao, esfumándose éste con la marca de Torres Nilo y Damián Álvarez.

Luego, a los 85 minutos, Ochoa tocó la puerta, cuando prendió una chilena en el área, se le escurre a Palos, pega en el travesaño y termina en Torres Nilo quien decidió reventar el peligro.
A los 89’ Rodolfo Salinas volvió a inquietar el arco de Palos, con tiro cruzado que se fue por fuera del poste derecho.
Luego, sobre los 90’, Lobos metió un balón al área, pero antes de que Pulido la tocara la zaga michoacana lo enfrió en las manos de Vilar.
Los cuatro minutos de reposición que dio Chacón sirvieron para seguir poniendo nervioso a todo un estadio que no dejaba de cantar por el triunfo parcial de sus Tigres.
Todavía, hacia el cierre del partido, Pulido tocó la puerta moreliana, aunque el canterano se quedó corto y Vilar terminó quedándose con el esférico. Y cuando se cantaba el final, apareció Carlos Ochoa para empatar sobre el minuto 95 minutos y repartir los puntos de esta jornada.

ALINEACIONES
TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, Hugo Ayala, Juninho, Jorge Torres Nilo, Francisco Torres (Jesús Dueñas 73’), Carlos Salcido, Damián Álvarez, Lucas Lobos, Danilo Verón y Luis García (Alan Pulido 70’).
MORELIA: Federico Vilar; Enrique Pérez, Uriel Álvarez (Carlos Morales 61’), Joel Huiqui, Jefferson Montero (Carlos Ochoa 78’), Aldo Ramírez, Joao Rojas, José Cárdenas, Christián Valdez (Francisco Torres 72’), Rodrigo Salinas y Héctor Mancilla.