Se imponen en el Infierno: 4-1

TOLUCA, 10 de Febrero.- La racha de diez años sin ganar en Toluca, donde hasta goleadas se habían llevado, quedó atrás, al vencer los Tigres de la UANL 4-1 a los Diablos Rojos, y así mantener la cima del fútbol mexicano.

Nuestro equipo tuvo un primer tiempo intenso, presionando al rival desde su propia salida y con al menos cuatro opciones claras de gol ante el arco de Alfredo Talavera.

Apenas al primer minuto Danilo Verón se mete al área y parecía llevarse la marca, pero es bien desarmado. A los seis minutos Lucas Silva exigió a Enrique Palos, quien desvió a tiro de esquina.

Después de ahí la propuesta ofensiva fue de Tigres. A los 12’ Villa recupera, entra al área y saca tiro desviado del poste izquierdo; Damián tomó su turno a los 17’, quitándose a uno en el área y sacando tiro, pero la zaga tapaba.

Tigres seguía con la idea de atacar, y a los 24’ Villa perdonaba, cuando quedó frente al arco, pero su remate se estrelló en el poste derecho, a pase de Torres Nilo por la izquierda.

La sensación en la ex Bombonera era de que pronto caería el gol, tomando Salcido su turno de tirar, pero su disparo se iba por encima.

Lobos, a los 31’, le avisaba a Talavera la idea de ofender, sacando tiro que se fue por fuera del poste derecho. Lo mismo decía Salcido, quien en el área a los 33 minutos bombeó, pero el arquero toluqueño se imponía.

Hasta que a los 34 minutos, en balón nuevamente recuperado, ceden a Villa en el área, quien se quita a Talavera y cede a la entrada de Juninho, sin marca, para tirar y hacer el 1-0.

Los más de mil 500 incomparables estallaron en júbilo en el Nemesio Diez, mientras Villa se abrazaba con el central brasileño.

El gol parecía que le daría a Toluca el empuje de reaccionar, pero fueron los Tigres los que más cerca estuvieron del segundo.

A los 38’ Torres Nilo entraba por el centro a pase de Villa, pero su disparo se fue por encima del larguero, a escasos centímetros del gol.

Y luego, a los 43 minutos, Lobos cede a Damián por la izquierda, quien se perfiló para hacer el segundo, pero su disparo fue desviado a tiro de esquina por Talavera.

Para la parte complementaria Tigres salió con la misma idea de tener el balón, presionar la salida del rival y buscar los desdobles por ambos lados.

A los 49 minutos Danilo escapó por la derecha, mandó centro que dejaba a Villa frente al arco, pero lo derriban por atrás y el silbante marca penal para Tigres, convirtiéndolo Lobos en el 2-0.

Francisco Torres iba a hacer un golazo a los 53 minutos, cuando desde su propia zona se escapó, entro al área, pero su disparo se fue por fuera del poste derecho.

El marcador y lo complicado de la plaza y el rival hicieron que Tigres le comenzara a dar manejo de partido, cediendo un poco la posesión de la pelota, sobre todo en medio campo.

Sin embargo a los 56 minutos Villa tuvo el tercero, cuando Damián lo habilita, el argentino saca a Talavera, pero casi sin ángulo saca tiro que se esfuma por la línea de meta.

Lobos quiso probar a los 62 minutos con disparo cruzado que buscaba el poste derecho, pero lejos del gol.

Torres Nilo perdonó el tercero a los 64 minutos, cuando Damián le cede al centro, entrando sin marca solo para matar, pero la estrella en la humanidad de Talavera.

La reacción fue de Carlos Esquivel, quien en jugada individual entró hasta el área, pero su disparo fue bien aguantado por Palos, a los 65’.

Más tarde, a los 70 minutos, Damián volvió a tocar la puerta, escapando por la izquierda y sacando un tiro-centro que Danilo no alcanza a cerrar a segundo poste. Tigres quería más y lo buscaba.

El tercer gol se comenzó a negar, sobre todo cuando a los 74 minutos Lobos la roba, abre a Villa, quien saca tiro cruzado que no alcanza a cerrar Danilo.

Toluca, que tenía ya la iniciativa, logró acortar distancias a los 79 minutos, con remate de cabeza de Edgar Dueñas que pega en el larguero y termina por picar en zona de anotación. Era el 2-1 que le complicaba a Tigres un  triunfo que parecía tranquilo.

Luego de la anotación el Tuca sacó a Lobos y a Torres, metiendo en sus lugares a Luis García y Jesús Dueñas. Luego, a los 85’, salió Damián y entro Alberto Acosta, con la idea de refrescar la posesión y recuperación de la pelota.

Los últimos minutos el Toluca estuvo encima en busca del gol que le rescatara el punto, mientras que atrás Tigres se replegaba sacando todo lo que les llegaba.

Pero todo se calmó sobre el 91’, cuando Torres Nilo escapó por la izquierda, se llevó la marca, mandó centro retrasado que Luis García cerraba para el 3-1 que le devolvía la tranquilidad a la nación Tigre.

Todavía, sobre el 94’, Emanuel Villa marcaba su sexto del torneo, al contrarematar en el área y vencer a Talavera para el 4-1.

Al final el cántico en las gradas fue de los Incomparables, que nuevamente se van felices de regreso a casa.