Se jugó mal, punto.

MONTERREY, 10 de Abril.- Ante la insistencia de los Medios de seguir hablando del Clásico, Damián Álvarez reconoció que se jugó mal, que fue una mala tarde en donde no hay explicación.
El mediocampista aceptó que el partido que ofreció Tigres no llega ni a regular, y que él en lo personal se vio desconocido a lo que puede dar en un juego.
“En verdad no es los mejores humores que se viven después de perder un clásico, después de jugar de una manera que no agradó a nadie, mi sentir pienso que jugué mal simplemente y dejando las sensaciones de lado que generan un partido como ese en un momento tan especial.
“No es una costumbre en el rendimiento que tuve en el partido, creo que me vi desconocido a lo que puedo hacer dentro de la cancha”.
– No hay una explicación
“Hay veces que te toca una mala tarde y no hay por dónde encontrar explicación, si le quiero poner alguna frase a lo que fue el partido el otro día fue que jugué mal y punto.
“Saber cómo hacer para regresar y para tomar en cuenta todas estas cosas, que no vuelvan a suceder.
“Todo recae también en lo que fue el mismo partido, si nos ponemos a analizar lo colectivo me parece que está claro que el nivel individual de cada uno no estuvo a la altura de lo que cada uno puede jugar, entonces es evidente que eso influye mucho en lo colectivo.
“De los clásicos que hemos jugado pienso que ninguno ha brillado en la altura que lo puede hacer, se han dado partidos en donde el individualismo no ha sido factor determinante en los partidos.
“Eso recae mucho en lo que es el rendimiento del equipo y obviamente si uno se visualiza antes de los partidos y piensa en brillar en esta clase de partidos dando lo mejor de sí, pero cuando resultan esta clase de partidos uno no puede hacer más que el análisis de lo que pasó y tomarlo de esa manera con profesionalismo”.
– No se elige cuando se juega mal…
“De haber elegido un partido para jugar mal este hubiera sido el último, se dimensiona más este partido por todo el contexto que tiene el clásico.
“Pero nosotros también tenemos que ser partidarios de que por un partido no vamos a tirar por la borda todo lo que hemos conseguido, el equipo prácticamente desde hace cuatro fechas del final del torneo ya está calificado.
“Sí estamos dolidos y sí sabemos todo los que repercute este tipo de partidos, pero no podemos olvidar todo lo otro que nos ha dado tanto”.
– Siempre se quiere una revancha…
“Sí, siempre las espinas de estos partidos se sacan cuando vuelves a jugar, ojalá que no nos toque esperar tanto hasta el próximo torneo, si se da un cruce en liguilla sería bueno para todos nosotros siempre y cuando tomemos conciencia de lo que pasó el sábado pasado.
“Digamos que si la idea está abierta que sirva de algo porque evidentemente no es el mejor humor que ahora se vive en el equipo, pero con el carácter y personalidad que si tiene que caracterizar al equipo para salir de este partido”.
– Pensar en lo mejor
“Siempre pensar en lo mejor, en positivo, tomado en cuenta las experiencias vividas, me parece que en ese sentido nosotros esperando si se da una posibilidad de cruce dejar todo.
“La gente en ese aspecto siempre estuvo muy bien con nosotros en cuanto al apoyo, mismo en el partido del otro día”.
– Se tiene la Liguilla por méritos propios…
“Creo que se dio por naturaleza lo regular que fue en el torneo, nosotros evidentemente que en este momento estamos con este sin sabor por el clásico, pero no podemos olvidar que en un año el equipo perdió cuatro partidos nada más, entonces no hay tampoco que ahogarse en un vaso de agua, obviamente todos piden muchas explicaciones por lo que pasó el sábado en el clásico.
“Pienso que estuvo a la vista lo que pasó, el equipo no se encontró, sus individualidades no anduvieron bien, entonces pienso que fue uno de los partidos peores que dio Tigres en el torneo, sino es que fue el peor, nada más dar vuelta a la página y saber que hay muchas cosas mejores por venir”.