Se pierde en penales

FRISCO, Texas, 3 de Septiembre.- Los Tigres de la UANL no pudieron retener el Rio Grande Plate, al caer 2-1 en el Pizza Hut Park, y caer en la tanda de los tiros penales.
Francisco Acuña falló en su turno al manchón penal, ya en muerte súbita, para que el equipo que dirige Ricardo Ferretti se viera vencido ante el Dallas, que le dio la vuelta, luego del gol de Lucas Lobos.
Jorge Espericueta, campeón mundial en la Sub 17,  jugó 30 minutos al entrar en cambio por Jonathan Bornstein, para ser este su debut oficial con el primer equipo de la UANL.
Nuestro equipo hizo un primer tiempo de dominio total, con control del balón y rotación al juego por ambas bandas, utilizando en la primera mitad a lo mejor que llevó a territorio texano.
Lucas Lobos abrió el marcador a los 36 minutos, luego de que Danilinho le mandó el esférico al área, el argentino la bajó de pecho y cruzó su tiro para vencer al arquero del Dallas.
Parecía que la noche en FRISCO sería tranquila parta nuestro equipo, pues antes del gol Alan Pulido, Damián Álvarez y Danilo tuvieron opciones de batir el arco del conjunto texano.
Sin embargo, sobre el final, un descuido defensivo le dio el empate parcial al Dallas, cuando Rubén Luna, por la izquierda, mandó tiro-centro que bombeó a Aarón Fernández para verse vencido. Era el 1-1.
Para la parte complementaria Tigres hizo cuatro cambios, saliendo Israel Jiménez, Damián, Danilo y Lobos, para entrar Fernando Navarro, Eder Borelli, Francisco Acuña y Alberto Acosta.
Esto hizo que nuestro equipo sufriera para ubicarse en la cancha, y lo pagó caro apenas a los 11 segundos de iniciar la segunda parte.
Jackson Goncalvez roba un balón por el centro, se escapa y antes de pisar el área saca tiro pegado al poste derecho, lejos de Fernández. Era el 2-1 para el Dallas que obligaba los penales.
Después de ahí Tigres intentó organizarse mejor, y lo hizo, al grado de nulificar el ataque del Dallas, pero sufriendo para pisar el área enemiga.
Aún así, Navarro robó un balón por la derecha, entró al área y mandó centro que Pulido cerró con tiro potente, pero la buena ubicación del arquero rival le quitó el empate al canterano.
Luego vino un disparo de media distancia de Jesús Dueñas, por encimita del travesaño, y otro más de Espericueta, pero no pudo lograr el empate que les diera el triunfo en una disputa que data desde el 2006.
Vinieron los penales, al estar el empate 3-3 global, anotando Pulido, Acosta, Espericueta, Navarro y Viniegra, pero en la muerte súbita falló Francisco Acuña, ante un Dallas que no erró ninguno de los seis tiros que le lanzó a Aarón.
Tigres regresará este domingo a Monterrey, para el lunes iniciar su semana de entrenamientos de cara al encuentro ante el Pachuca, ya dentro de la jornada ocho del Apertura 2011.