Se termina el invicto

MÉXICO, 14 de Abril.- El invicto aguantó sólo 13 partidos, al caer los Tigres de la UANL 2-1 frente a la UNAM; y dejar pendiente la clasificación matemática a la Liguilla del Clausura 2013.

El regreso de Emanuel Villa a la alineación titular parecía prometedor, sobre todo al arranque del juego, cuando un gol de él colocaba al frente a nuestro equipo en el Olímpico Universitario.

Pumas arrancó fuerte, presionando desde la misma salida del rival, pero Tigres, fiel a su estilo de juego, buscó siempre tener posesión de la pelota para salir al frente.

Y a los ocho minutos, en segunda jugada de tiro de esquina, Hugo Ayala abre a Danilo por la derecha, quien toca a segundo poste, encontrando el remate de cabeza de Villa, quien conectó para el 1-0 y su noveno tanto del torneo.

El festejo en las gradas era amarillo, pero aún quedaba mucho partido por delante, lo que comenzó a aprovechar el cuadro local, que seguía presionando la salida de Tigres.

A los 12 minutos vino la reacción de Pumas, cuando a balón parado Cabrera se levantó en el área, conectó, pero le pegó ligeramente a Hugo Ayala, no pudiendo evitar el empate. Era el 1-1.

La anotación fue una inyección para los de casa, que comenzaron a controlar el partido y a ser más peligrosos sobre el arco de Enrique Palos, quien a los 25’ salvó el gol en un mano a mano con el Piquolín.

Más tarde, a los 31 minutos, Martín Bravo remató de media tijera en el área un balón que parecía no llevaba mucho, pero que terminaba en las redes para el 2-1 en contra para nuestro equipo.

Ya con el dominio del marcador y de la cancha, Pumas intentó hacerle más daño a Tigres por los costados, pero la zaga comandada por Hugo Ayala y Juninho comenzó a imponerse poco a poco.

Aún así, Villa tuvo el empate a los 38 minutos, cuando dejaba atrás al arquero y quedaba frente a la portería, pero la presión de la zaga lo hizo decidir mal, esfumándose la opción.

Para la parte complementaria se quedó en la banca Elías Hernández, para darle entrada a Luis García, con la idea de darle más fuerza a los embates de Villa, que por momentos se veía solo.

Tigres poco a poco comenzó a adelantar líneas, a ser más fuerte en territorio rival y a inquietar el arco de la UNAM.

Pero Tito Villa falló a los 60’, un cabezazo que se fue apenas por fuera del poste izquierdo; más tarde fue Lobos quien lo intentó, también con remate de cabeza, por fuera del arco Puma.

Luis la intentó a los 68’, con disparo de media distancia, pero el arquero rival a una mano, desvió a tiro de esquina.

Tigres estaba tocando la puerta, pero no encontraba el gol que los regresara a la vida en el partido que si bien el balón estaba más tiempo en zona de Pumas, no dejaba de seguir muy complicado.

El Tuca sacaba a Jesús Dueñas para meter a Manuel Viniegra, y a Lobos por Alan Pulido, en un intento de darle idea ofensiva y frescura al ataque de nuestro equipo.

El reloj avanzaba y comenzaba a ser un rival más en la cancha del Olímpico Universitario, por lo que un tiro fuerte, pero a las manos del arquero Puma, sólo levantaba del asiento a los incomparables con sensación de que se podía salvar el invicto.

Al final no hubo récord, pero se mantiene la cima del Clausura 2013, con 29 puntos sumados.