Siguen en plan ganador: 1-0

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 18 de Octubre.- Los Tigres de la UANL siguen en plan ganador, al vencer esta noche 1-0 a la Máquina del Cruz Azul, para llegar al tercer lugar de la tabla general.

El equipo tuvo claro la idea desde el primer momento, atacó sin tener mucho peso ofensivo, más que con Hérculez Gómez, pero el juego de conjunto prevaleció en el cuadro dirigido por Ricardo Ferretti.

Para este juego, sin Joffre Guerrón y Darío Burbano, además de Jorge Torres Nilo, los tres por lesión, el Tuca decidió salir sólo con un punta, dejando a Tito Villa en la banca, en la que salieron cuatro canteranos.

Al primer minuto Egidio Arévalo conecta de cabeza por encima del arco de Corona, y un minuto más tarde Hugo Ayala hace barrida oportuna para evitar que Christian Giménez sacara tiro sobre el arco de Nahuel Guzmán.

Pero hasta ahí llegaría la Máquina, pues a los 12 minutos Edgar Lugo controlaría en los linderos del área para sacar tiro que un defensa desvía su trayectoria, terminando al fondo de las redes.

El júbilo escondido en las gradas del Universitario estalló, y ya con el marcador a favor, Tigres fue mejor en la cancha, teniendo posesión y desdoble sobre un Cruz Azul que por momentos se veía partido.

A los 28’ Damián Álvarez, quien jugó como si fuera novato, tuvo su oportunidad, pero el arquero aguantó atrás, y luego, a los 30’, Lugo tuvo el segundo, pero nuevamente Corona salvaba a su arco.

Juninho tocó la puerta a balón parado a los 33’, y lo mismo hizo el Gringo Torres a los 42’, para luego nuestro equipo comenzó a bajar el ritmo.

Para la parte complementaria el cuadro visitante intentaba adelantar líneas, aprovechando que Tigres perdía fuerza en el ataque, pero luego vendrían las expulsiones de Francisco Rodríguez y Joao Rojas.

Al tener dos hombres más en la cancha se esperaba que nuestro equipo tuviera una noche más tranquila, pero no fue así, pues el Cruz Azul no dejaba de atacar.

Fue entonces cuando el Tuca se decidió por los cambios, al sacar a Dueñas, quien dio un buen juego, para meter a Marco Ruben, que batallaba en encontrarse. Luego salió Hérculez por Villa y Génaro Castillo por Damián.

Los movimientos servirían para refrescar el accionar de Tigres, pero su poder ofensivo seguía tardando en aparecer, teniendo que aguantar incluso destellos de la Máquina que no bajaba los brazos.

Contrario a lo que se esperaba, Cruz Azul fue el que terminó con opciones de gol, pero la mala puntería de sus delanteros mantuvo el marcador para nuestro equipo.

Todavía, sobre los 92 minutos, Villa fallaba a boca jarro, a pase de Génaro, pero el naturalizado remató a las manos de Corona, evitando el segundo para Tigres.