Son frenados en la Liga

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, 22 de Marzo.- Los Tigres de la UANL no pudieron abrir el cerrojo defensivo que impuso el Querétaro, y terminaron por ser frenados en la Liga al caer 2-0 en el Estadio Universitario.

Fue un partido trabado, intenso y nada cómodo para nuestro equipo que llegaba con la etiqueta de favorito a la cancha del Universitario, ante un rival que supo acomodarse bien en su propia zona.

A los nueve minutos Carlos Salcido tocaba la puerta con disparo por encima del arco defendido por Edgar Hernández. Luego, a los 15’, Lobos hacía su intento, que paró en las manos del arquero queretano.

Y a los 18’ vendría lo que no estaba planeado ni pensado por la afición: el gol de Da Silva, ante un rechace del Matute, que veía cortada su racha de más de cinco partidos sin aceptar anotación.

Ya con la desventaja en el marcador Tigres no perdía la posesión, pero batallaba más para pisar el área del rival.

A los 21’ Pizarro conectaba una diagonal retrasada, pero sin encontrar receptor; más tarde, a los 27’, Damián sacaba un tiro potente, pero por encima del larguero.

Y lo inimaginable sucedía un minuto más tarde, cuando Christian Bermúdez avanzó con balón controlado, y de larga distancia sacó un tiro potente y colocado para hacer el 0-2 que enfrió a los Incomparables.

Después de ahí, el dueño absoluto de la iniciativa fue Tigres, que mantenía la idea de buscar el arco enemigo, pero con la consigna que había que remontar una desventaja de dos goles.

Hugo Ayala sacaba tiro a los 28 minutos, luego Pizarro a los 29’, y a los 30’ el Tuca se decidía hacer su primer movimiento, sacando al Gringo Torres para meter a Jesús Dueñas y subir así a Salcido a la contención.

A los 34’ Lobos tocó la puerta, pero el arquero le rechazó a tiro de esquina, y a los 36’ el turno fue para Pizarro, pero su cabezazo se fue por fuera del poste derecho. Tigres tenía el control del juego, pero no del marcador.

Un minuto antes del final del primer tiempo Pulido tuvo el gol cuando quedó sin marca frente al arquero, pero su disparo se fue por fuera del poste izquierdo.

Para la parte complementaria Tigres hizo su segundo movimiento, sacando a Damián para meter a Darío Burbano, quien comenzó a hacer estragos por la izquierda, pero sin encontrar el gol que los metiera de nuevo al juego.

A los 50’ Burbano entraba al área pisando la línea de fondo, para mandar centro raso que la zaga sacó apenas. Luego, a los 55’ el colombiano tiró por fuera del poste izquierdo y a los 57’ Herrera conectó de cabeza a las manos del arquero.

Pizarro lo intentaba a los 66 minutos con disparo de media distancia a las manos del arquero, que comenzaba a encontrarse todo en su camino.

Tigres intentaba de todas formas, con balones largos a Burbano, jugadas individuales de Lobos, cabezazos de Herrera, pero nada le estaba saliendo a nuestro equipo, cuya mayor virtud era el seguir insistiendo.

Al final no apareció la individualidad que pudiera desequilibrar el cerrojo defensivo que impuso el rival, con dos líneas de cuatro y cinco en las afueras de su área, cortando así una racha de 12 partidos sin derrota entre Liga y Copa.

ALINEACIONES

TIGRES: Sergio García; Jorge Torres Nilo, Hugo Ayala, Juninho, Carlos Salcido, Francisco Torres (Jesús Dueñas 30’), Guido Pizarro, Damián Álvarez, Lucas Lobos, Danilo Verón y Alan Pulido-

QUERÉTARO: Edgar Hernández; George Corral, Miguel Martínez, Yasser Corona, Gerardo Espinoza (Mario Osuna 61’), Camilo Da Silva, Diego de la Torre, Jesús Ricardo, William Da Silva, Christian Bermúdez (Marco Jiménez 70’) y Gil Burón.