"Hechos de Oro"

MÉXICO, 29 de Agosto.- Trabajo constante, en equipo, y con el compromiso que caracteriza a los mejores, es lo que llevó a los Tigres de la UANL a llevarse cuatro Balones de Oro del Torneo de Clausura 2011.
El presidente del equipo, Alejandro Rodríguez, fue el encargado de recibir los trofeos al Fair Play, o mejor dicho, al Juego Limpio, así como el mejor equipo del torneo regular del Clausura 2011.
Además, el técnico Ricardo Ferretti fue el ganador al Balón de Oro como el mejor entrenador del torneo anterior, pero fiel a su estilo, decidió compartirlo con Guillermo Vázquez, estratega de la UNAM y quien al final fue el campeón.
El argentino Lucas Lobos se llevó el Balón de Oro como el Mejor Jugador del Clausura 2011, y en la categoría de Mejor Volante Ofensivo empató con Ángel Reyna, pero en la votación de desempate no pudo quedarse en el primer lugar.
“Creo que tiene un significado especial los dos premios, pues aluden a todo el equipo como tal, aquí los ganadores somos todos, técnico, jugador y afición”, comentó Alejandro Rodríguez, presidente de los Tigres.
La delegación del equipo universitario llegó puntual a la cita de la ceremonia a la entrega de los Balones de Oro, y en el paso por la alfombra verde, Lobos resaltó la actuación del equipo como tal.
“Ya estar nominado es algo bueno, habla de que estamos haciendo bien las cosas, pero el verdadero ganador es el equipo”, destacó el argentino al momento de llegar a la ceremonia.