Suman punto y quinto juego sin aceptar gol

GUADALAJARA, Jal. / 5 de marzo.- Los Tigres de la UANL no pudieron salir con los tres puntos del Estadio Omnilife, pero sí con el quinto cero al hilo, al empatar sin goles ante el Guadalajara.

Enrique Palos se convierte en el primer arquero de nuestro club en ligar cinco juegos sin aceptar gol, pues el récord era de cuatro.

El primer tiempo en el Omnilife fue dividido, pues los Tigres tuvieron el balón y las mejores opciones de gol en los primeros 25 minutos, pero el rival supo reponerse y crear peligro sobre el arco de Enrique Palos.

A los ocho minutos Carlos Ochoa, quien entró por el lesionado Lucas Lobos, se escapó por el costado izquierdo, parecía que ganaba el duelo, y cuando se disponía a sacar el tiro fue desarmado por la zaga.

Chivas reaccionó al minuto 23, cuando Érick Torres se elevó en el área de Tigres para conectar de cabeza un balón que parecía llevaba fuego, pero Palos se encargó de enfriarlo.

Más tarde, a los 27 minutos y en una jugada llena de futbol, “Danilinho” conecta pared con Israel Jiménez, éste entró al área con balón incómodo, pero alcanzó a sacar tiro por encima del arco de Michel.

Tigres tenía la posesión y la iniciativa de ataque, pero poco a poco el Guadalajara fue recordando que estaba en su casa, por lo que adelantó líneas y comenzó a crear opciones.

A los 32 minutos, Omar Esparza intentó sorprender a Palos con disparo de media distancia, pero el canterano se quedó sin problemas con el esférico.

Cuatro minutos después el turno fue para Héctor Mancilla, cuando con balón dominado escapó por el centro y entre dos sacó tiro que pegó en un rival, ganando tiro de esquina que no prosperó.

A cuatro minutos del final el Guadalajara tuvo su mejor opción, cuando “Juninho” se vuela y le queda a modo a Xavier Báez, quien entró al área y sacó tiro potente que Palos alcanzó a desviar a tiro de esquina.

Para la parte complementaria, Chivas salió con mayor idea ofensiva, pero enfrente se topó con unos Tigres que no renunciaban a ningún balón dividido.

A segundos de haber iniciado Érick Torres volvió a tener otro balón en el área, pero su remate de cabeza fue bien controlado por Palos.

Luego, a los 48 minutos, “Juninho” dejó mudo al Omnilife cuando a balón parado sacó un tiro que apenas superó el larguero de Michel, escapándose la anotación de nuestro equipo.

El técnico Ricardo Ferretti decidió mover sus piezas a los 60 minutos al sacar a Ochoa, que no pudo gravitar mucho, y meter en su lugar a Alan Pulido, quien al minuto 63 sacó un tiro potente que se fue por encima del larguero.

Guadalajara quiso ser y hacer más en la cancha, adelantó líneas, presionaba la salida del rival y tuvo intentonas en los pies de Torres y Arellano.

Tigres reaccionaba a los 79 minutos, cuando Danilo entraba por la derecha, se fue hasta la línea de fondo y parecía que encontraba a Pulido, pero antes se interpuso la pierna salvadora de Michel.

Los últimos minutos el Tuca quiso aguantar el cero, metiendo a Jesús Molina en lugar de Toledo, y más tarde sacando a “Danilinho” para meter por esa zona a Francisco Acuña.

Las Chivas insistían, era latente su peligrosidad, pero también la de Tigres, que trataba de darle rotación al balón buscando las bandas.

Ya en tiempo de reposición Tigres tuvo el triunfo, cuando Acuña entró franco al área sobre Michel, quien rechaza, y en contrarremate Damián no le da dirección, enviando por encima del larguero.

Al final el empate vale para nuestro equipo, sobre todo manteniendo el cero por quinto partido consecutivo.

ALINEACIONES

GUADALAJARA: Luis Michel; Omar Esparza, Héctor Reynoso, Mario de Luna, Jonny Magallón, Patricio Araujo, Xavier Baez, Antonio Gallardo (Omar Arellano, 67’), Jorge Mora, Alberto Medina y Érick Torres.

TIGRES: Enrique Palos; Israel Jiménez, “Juninho”, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Manuel Viniegra, David Toledo (Jesús Molina, 83’), Damián Álvarez, Danilo Verón, Carlos Ochoa (Alan Pulido, 60’) y Héctor Mancilla.