Tiene Edno día largo

MONTERREY, 1 de Febrero.- Por la mañana se sometió a exámenes de sangre, para luego entrenar con sus nuevos compañeros, y por la tarde sostuvo la prueba de esfuerzo, así fue el primer día de Edno Roberto Cunha como Tigre.
El delantero brasileño se levantó muy temprano para iniciar un miércoles poco usual en la vida de un futbolista, aunque lo mejor se dio en La Cueva, donde entrenó y hasta por un momento fue titular en el interescuadras.
“Me quería ver el Tuca, y yo encantado de estar aquí y conocer a mis nuevos compañeros”, comentó el jugador de 28 años de edad, y quien ya tenía referencias de los Tigres de la UANL por su ex compañero Sebastián Abreu.
“Coincidí con el Loco en Botafogo, él me habló maravillas de la ciudad, de la gente y de Tigres”, expresa Edno, quien en todo momento mostró disposición, incluso en una sesión fotográfica que sostuvo para la Revista Oficial del Club.
Luego de entrenar, se fue al hotel donde está por ahora viviendo para descansar y comer algo, pues a las 17:00 horas fue citado en Medicina del Deporte de la UANL para ser sometido a la prueba de esfuerzo.
Ahí Edno demostró que viene de estar jugando, al tener buena capacidad de resistencia aeróbica, en una prueba que fue supervisada por el doctor Oscar Salas, además del médico del equipo, Rubén González.
“Me sentí bien, obvio algo de cansado pues entrené en la mañana, pero estoy muy bien”, añadió Edno, ante media docena de periodistas que insistían en tener una reacción del delantero.