Tigres a la cárcel

Cuando se jugaban seis minutos de compensación, Piñan metió un gol recibiendo pase con la mano del “Cri Cri” Fernández, el cual protestaron airadamente los Tigres, pues era el empate 2-2 frente al Laguna en Torreón en diciembre de 1960. Estaban en la protesta al árbitro David González, cuando el “Tanque” Arredondo pateó al “Zarco” Gallaga y se armó la bronca general. Al llegar la calma, el nazareno pitó el final y los jugadores fueron a los vestidores. Sin embargo, al poco tiempo los llamó de nuevo, pero los Tigres se negaron a volver, por lo cual los mantuvieron incomunicados y luego los llevaron a la cárcel. Al técnico Sergio “Chojos” López le aplicaron multa de 430 pesos y le dieron cuatro juegos de suspensión.